16 de diciembre de 2014

Gobierno recuerda que las personas a las que se prescribe la vacuna de la varicela tienen acceso gratis en el hospital

MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno ha recordado que las personas a las que su médico le ha prescrito la vacuna de la varicela pueden acceder a la misma, de "forma gratuita", en el hospital. El Ejecutivo presidido por Mariano Rajoy se ha pronunciado así por escrito a una pregunta registrada en el Congreso de los Diputados por el Grupo Parlamentario Socialista.

Además, ha informado de que los datos disponibles se publican en el Boletín Epidemiológico Semanal y en los informes técnicos del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III. No obstante, ha puntualizado que la información relativa a provincias específicas debe solicitarse a la comunidad autónoma correspondiente.

Dicho esto, el Gobierno ha aprovechado la pregunta de los socialistas para insistir en que las recomendaciones oficiales de vacunación en España son aprobadas por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), y previamente acordadas en la Comisión de Salud Pública con todas las comunidades autónomas.

"La vacuna de la varicela se incorporó en el año 2005 a las recomendaciones de vacunación en adolescentes y preadolescentes que no hubieran pasado la enfermedad, así como a grupos de riesgo. Y lo que se hizo en 2013, con la aprobación del primer calendario de vacunación infantil común para toda España, fue mantener lo acordado en 2005 en relación a la pauta y edad para esta vacuna; es decir, a los 12 años y grupos de riesgo", ha señalado.

En España hay dos autorizadas: una, cuya ficha técnica la mantiene como de uso no generalizado y que debe ajustarse a las recomendaciones oficiales, y otra que desde el inicio ha estado sujeta a uso hospitalario.

Finalmente, el Ejecutivo ha explicado que la Comisión de Salud Pública, celebrada el pasado 25 de junio, acordó que las dos vacunas autorizadas se encuentren bajo la clasificación de uso hospitalario, así como mantener la evaluación continua de toda evidencia disponible científica.