12 de diciembre de 2012

El Gobierno de Navarra elabora un Plan de Conciertos sanitarios con centros privados y destinará 50,6 millones en 2013

La concertación en la Comunidad foral representa el 5% del presupuesto público de salud, la mitad que la media española

El Gobierno de Navarra elabora un Plan de Conciertos sanitarios con centros privados y destinará 50,6 millones en 2013
EUROPA PRESS

PAMPLONA, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Navarra ha elaborado un Plan de Conciertos en el ámbito sanitario en el que fija con exactitud los objetivos de la política de concertación y los criterios sobre la política de precios y establece a medio y largo plazo la planificación de la actividad concertada. El Departamento de Salud prevé destinar en 2013 a conciertos con centros privados 50,6 millones de euros, casi 6 millones menos que en 2012.

La consejera de Salud del Gobierno foral, Marta Vera, ha explicado en rueda de prensa que el Servicio Navarro de Salud "necesita establecer conciertos con algunas entidades porque la demanda de servicios sanitarios no es uniforme y no es razonable que dimensionemos nuestras instalaciones y servicios públicos para las eventualidades en el punto alto de demanda porque sería un sobredimensionamiento del sistema".

Según ha agregado, "no puede haber una política de salud eficaz si no es contando con una industria sanitaria fuerte, competitiva e innovadora como la que tenemos en Navarra". Y ha afirmado que el Gobierno foral se ha propuesto "fijar con más exactitud los objetivos, criterios generales que definan la política de conciertos atendiendo a los condicionantes de la concertación".

Esta estratégica pública, que atiende las recomendaciones del informe de fiscalización de los conciertos sanitarios de la Cámara de Comptos, persigue favorecer tanto la gestión eficiente y eficaz en el Servicio Navarro de Salud (SNS) como el futuro del sector privado de la salud en la Comunidad foral.

La concertación del SNS puede dividirse en tres categorías: actividad que no puede realizar por medios propios (por ejemplo, trasplantes); actividad por incapacidad puntual de atender la demanda (cirugías urgentes, por ejemplo); o incremento de la demanda en determinadas especialidades (listas de espera).

El Gobierno de Navarra destinará este año 2012 a conciertos sanitarios, de acuerdo con los Presupuestos, 56,3 millones de euros: en torno a 33 para actividad complementaria (trasplantes de órganos, pruebas y tratamientos no realizados en el SNS, falta de camas y diálisis); y el resto, para actividad por incapacidad puntual o incremento de la demanda.

De acuerdo con la previsión manejada para 2012, la actividad concertada con la CUN requerirá 23 millones de euros; la de San Juan de Dios, 19; y la de la Clínica San Miguel, 4,3. El resto, se reparte entre los restantes centros.

En virtud de las políticas de optimización de los recursos públicos que se están implantado, el Departamento prevé destinar en 2013 a conciertos con centros privados 50,6 millones de euros.

En Navarra la concertación con centros sanitarios privados representa el 5 por ciento del gasto sanitario público y es inferior a la media nacional (9,44%), según los indicadores clave del Sistema Nacional de Salud de 2010 proporcionados por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Política Social. Además, en valores absolutos, Navarra es la comunidad que menos volumen económico destina a los conciertos, ha expuesto Vera.

POLÍTICA DE PRECIOS Y SISTEMA DE CONTROL

Con objeto de contribuir a la sostenibilidad del sistema sanitario público y conforme al Plan de Conciertos, el SNS tiene previsto renegociar las tarifas, para adecuarlas al mercado. El Departamento de Salud tendrá en cuenta los costes laborales de Navarra - un 9,21% superiores en 2010 a la media estatal y, respecto al conjunto de sectores, con un coste salarial en el sector sanitario un 3,7% superiores, según el INE-; la dimensión de los centros (su reducido tamaño les impide ser tan competitivos como otros más grandes); la complejidad de las técnicas y desarrollos; facturación por tramos, etc.

El Departamento ha detectado que es necesario revisar y, en su caso, renegociar, tanto el contenido asistencial como las tarifas de los servicios concertados, a la situación del mercado. En estos momentos, el SNS analiza con cada centro las diferencias de tarifas existentes.

Cabe señalar que en Navarra a los precios históricos se les aplicaba el IPC, lo que ha dificultado la negociación a la baja. Asimismo, el SNS trabaja para subsanar la falta de un modelo de costes de su actividad, lo que contribuirá a valorar con mayor precisión los precios y tarifas fijados en los procesos concertados, según ha expuesto el Gobierno foral.

RECURSOS PROPIOS Y AJENOS PARA LA PLANIFICACIÓN

Conforme al diagnóstico realizado, ha dicho Vera, el proceso de concertación seguido hasta ahora ha carecido de una "estrategia formal" y de una previsión de necesidades y ha respondido a criterios históricos y de coyuntura sanitaria, limitado a la asistencia a cambio de contraprestación económica, sin tener en cuenta otros aspectos de la atención sanitaria (política de medicamentos, de prótesis, sistemas de información, etc).

El plan estima y planifica la actividad asistencial, en función de los recursos propios y ajenos del SNS. Así, tiene en cuenta las mejoras previstas en el SNS - nuevas dotaciones de quirófanos, hasta los 42 en 2015 (4 adicionales en Ubarmin en 2013 y 2 en el Pabellón C en 2014), implantación de un nuevo modelo de Atención Primaria para mejorar la atención a enfermos paliativos, formas alternativas a la hospitalización, transformación de habitaciones dobles y triples, etc-; las proyecciones de la demanda y de la capacidad asistencial (1.300 intervenciones de cirugía adicionales al año; estabilidad en la demanda de media estancia y paliativos, crecimiento en geriatría o en salud mental, etc); y los planes estratégicos de los centros concertados. En las previsiones también se tienen en cuenta la ampliación de jornada a los empleados públicos. El SNS prevé alcanzar una capacidad asistencial de 33.800 intervenciones quirúrgicas, 5.000 más respecto a 2012.

Según ha adelantado Vera, con estos parámetros, el SNS aborda la planificación de la actividad concertada y de los centros: los trasplantes se seguirán concertando con la CUN, único centro con capacidad de realizarlos y con tecnología apropiada (PET, desintometrías óseas, de los que carece el servicio público) y los cuidados paliativos y hospitalización de media estancia se mantendrán en San Juan de Díos, dado que no está prevista la construcción o habilitación de ningún hospital a tal fin y la valoración de la actividad del hospital es correcta.

También continuará la concertación con la Clínica San Miguel para geriatría; con la CUN para picos puntuales de falta de camas, quirófanos o patologías; la hospitalización psicogeriátrica con la Fundación Arfe-Felipe Lecea (Josefina Arregui); las IVES, en los mismos centros; la media estancia de Salud Mental, con las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús (Padre Menni); y los conciertos sociosanitarios y drogodependencias, con la Mancomunidad de Lumbier, Padre Menni, Proyecto Hombre, Antox, IBarre y el Colegio de Farmacéuticos.

Según Vera, "para reducir listas de espera, el SNS también va a destinar una cantidad económica para derivar intervenciones, pruebas diagnósticas y consultas a la red concertada".

El plan también fija como criterio establecer conciertos plurianuales - dependiendo de la inversión, complejidad y previsiones de derivación de pacientes- y crear espacios de coordinación entre el SNS y los centros para revisar propuestas y planificar su ejecución. Finalmente, el plan también establece un sistema de control de gestión (derivaciones de pacientes, indicadores de calidad, comprobación de la facturación, mejora de los accesos de los centros concertados a la historia clínica informatizada, etc).