12 de noviembre de 2008

El Gobierno chileno reconoce 320 contagios de sida en pacientes a los que no se ha informado

SANTIAGO, 12 Nov. (De la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

El ministro de Sanidad, Álvaro Erazo, reconoció hoy que son 320 los casos de pacientes del sistema público de sanidad que están contagiados con VIH y que no han sido informados de que son portadores de la enfermedad, al tiempo que anunció medidas para impedir que esta situación se repita.

Así lo afirmó Erazo durante la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, donde reconoció que la cifra es "preliminar" y que mañana, jueves, entregará un informe final.

Erazo, quien asumió la semana pasada como ministro de Sanidad tras la renuncia de su antecesora, María Soledad Barría, debido a la denuncia de 25 casos que no habían sido notificados en el norte del país y que causaron dos muertes por falta de tratamiento, anunció una profunda reforma al sistema.

No obstante, el senador oficialista Guido Girardi afirmó que los casos podrían llegar a 1.000 si se suman pacientes del sistema de sanidad privada que tampoco han sido informados de que están contagiados.

Asimismo, dos diputados de la oposición, Karla Rubilar y Roberto Sepúlveda, hicieron un llamamiento a la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, para que declare la "alerta sanitaria" por los casos de VIH que no han sido notificados.

La oposición ya había denunciado ayer la existencia de al menos 130 casos de personas contagiadas que no han sido notificadas, a los que unían los 25 casos por los que dimitió a ex ministra de Sanidad.