26 de marzo de 2015

El Gobierno catalán pide que se decida conjuntamente en el Estado el sistema de financiación de la sanidad

MADRID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Salud de la Generalitat de Cataluña, Boi Ruiz, ha criticado este jueves la solución que plantea el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para financiar el Plan estratégico nacional para el abordaje de la hepatitis C y ha pedido que se decida conjuntamente en el Estado el sistema de financiación de la sanidad pública.

Tras participar en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud presidido por el ministro, Alfonso Alonso, Ruiz ha lamentado ante los periodistas que el dinero para ese plan, que define el uso de los medicamentos de última generación, no pase por las comunidades autónomas sino que el Ministerio pague directamente al laboratorio cuando se presente la factura.

"Nos están prestando dinero, no financiando el tratamiento de la hepatitis C", y "nos deben financiar esto como se deben financiar muchas más cosas que se han ido poniendo en el catálogo de prestaciones y que no han tenido financiación", ha afirmado. En este contexto, ha indicado que el Ministerio de Hacienda "presta" más dinero a Cataluña pero no le "da" más dinero, y que eso "pasa con todo, históricamente".

El consejero ha advertido de que "las necesidades crecen mucho más de lo que crece la sanidad", y por eso ha abogado por tomar alguna decisión para hacer sostenible un sistema en el que las necesidades van cambiando, no solo en ámbitos como el de la hepatitis C, pero no cambian los modelos de financiación.

"O nos sentamos todos y tomamos una decisión de cuál debe ser el sistema de financiación del la sanidad pública del país" o "no podemos continuar con estas decisiones de 'ahora de dejo el dinero y ya veremos más adelante cómo lo financiamos'", porque eso lleva "al gran déficit de la sanidad pública", ha subrayado.

CONFERENCIA DE PRESIDENTES

Ruiz ha solicitado que, como se hizo en otras "situaciones de excepcionalidad", el Gobierno reúna a los presidentes de las comunidades autónomas con sus consejeros de Economía para "abordar definitivamente, pese a la situación económica, una financiación lo más estable posible y lo más ligada a las necesidades posible".

A pesar de todo, ha asegurado que en Cataluña, donde ya se está dando tratamiento, los enfermos de hepatitis C "no deben preocuparse". "Que haya un problema con la financiación en ningún caso afectará a los enfermos en ningún sentido ni a que los profesionales puedan decidir los tratamientos ni implementarlos", ha insistido.

Por último, sobre la figura de la doula -otro de los asuntos abordados en el Consejo Interterritorial--, Ruiz ha afirmado que no es una profesión sanitaria y que además supone un problema fiscal porque quienes se dedican a esa actividad de "medicina alternativa" cobran un dinero "de una manera un poco difícil de explicar".