5 de octubre de 2009

Gobierno catalán encargó un informe para saber la opinión de los niños sobre la consellera catalana de Salud

BARCELONA, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Servicio Catalán de la Salud (SCS), dependiente de la Conselleria de Salud, encargó el 5 de diciembre de 2008 un informe para saber la opinión de los niños de 7 a 14 años sobre la consellera Marina Geli, en el marco de un estudio cualitiva más amplia sobre percepción de la atención sanitaria, según confirmaron a Europa Press fuentes del mismo departamento.

El 'Estudio cualitativo de percepción, actitud y expectativas en relación a la atención sanitaria entre la población pediátrica catalana' concluye que "la mayoría" no conoce a la consellera, y los que lo hacen es por el programa de TV3 de sátira política 'Polònia', avanzó hoy Rac1.

La investigación, encargada a Opinòmetre S.L. y con un coste de más de 12.000 euros, mostraba una foto de Geli a los niños y desveló un "desconocimiento generalizado" entre los niños de 7 a 9 años, excepto los que la han visto en persona o en 'Polònia', explicaron a Europa Press fuentes conocedoras del informe.

Éste detalla que al identificar a Geli por el programa de entretenimiento los niños hacían una identificación de su personaje, especialmente de sus rizos.

Por todo, el informe recomienda a la consellera mejorar su imagen entre niños y adolescentes. Desde que trascendieran los informes polémicos encargados por miembros del Govern, el presente es el primero que salpica a una Conselleria liderada por el PSC.

En declaraciones a la misma emisora, el presidente del Gobierno catalán, José Montilla, dijo desconocer este informe, y remarcó que la Generalitat es el "primer gobierno que encarga y ha encargado una auditoría externa para analizar los informes".

Preguntado por si la auditoría sobre los informes encargados por miembros del Govern se extenderán a los de 2008, Montilla contestó que "lo que se extenderá son los controles que marca a este respecto" la Intervención General de la Generalitat.

El objetivo, insisitó, pasa por "mejorar los controles y la eficacia" con pautas de obligatorio cumplimiento.