17 de febrero de 2006

El Gobierno aprueba medidas para aumentar la seguridad en la importación de productos alimenticios

MADRID, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Ministros aprobó hoy un plan de medidas para la mejora de los servicios de Sanidad Exterior con el fin de incrementar la calidad de los servicios prestados por los Puntos de Inspección Fronteriza (PIF) y reforzar los controles sanitarios en fronteras, la atención al tránsito internacional de viajeros y la mejora de los servicios de vacunación internacional. La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, explicó al término de la reunión que a pesar de que el plan "no obedece en exclusiva a la amenaza de la gripe aviar, es indudable que va a contribuir a mejorar su prevención".

El plan, propuesto por los Ministerios de Administraciones Públicas, Fomento, Agricultura, Pesca y Alimentación, Sanidad y Consumo e Industria, Turismo y Comercio y enmarcado en la estrategia global de la Unión Europea para afianzar la seguridad de los consumidores en los productos alimenticios, tiene un coste de 7,1 millones de euros y se aplicará de forma prioritaria este mismo año a los quince Puntos de Inspección Fronteriza con mayor carga de trabajo, que inspeccionan el 90 por 100 de las mercancías importadas en España.

Estos puntos son Algeciras Puerto, Barcelona Aeropuerto, Barcelona Puerto, Bilbao Aeropuerto, Bilbao Puerto, Cartagena Puerto, Huelva Puerto, Las Palmas Aeropuerto, Las Palmas Puerto, Madrid Aeropuerto, Santa Cruz de Tenerife Puerto, Valencia Puerto, Vigo Puerto y Vitoria Aeropuerto. Las medidas se aplicarán a los 26 Puntos de Inspección Fronteriza restantes en los dos próximos años.

Asimismo, este conjunto de actuaciones incluye la ampliación del horario de inspección, que en algunos puntos será de 24 horas al día durante todo el año, lo que supondrá una ampliación de plantilla y un incremento de los incentivos a la productividad; un mayor control sobre animales de compañía y productos de origen animal, reforzándose el control de los equipajes personales de los viajeros; la mejora de la organización de los Puntos de Inspección Fronteriza; y la mejora de la coordinación entre los organismos implicados.

Asimismo, se realizarán obras de adecuación y mejora de edificios y locales, con el fin de adecuar las instalaciones conforme a la normativa comunitaria; y se adquirirán y renovarán los medios técnicos e informáticos para facilitar la función inspectora y asegurar la calidad de la toma de muestras, su conservación y tratamiento.

Además se extenderán las medidas a los servicios de inspección del Servicio Oficial de Inspección, Vigilancia y Regulación de las Exportaciones (SOIVRE), con el fin de prestar un mejor servicio a los operadores comerciales y hacer más operativas las medidas contempladas para los Puntos de Inspección Fronteriza.

Junto a estas medidas, el Gobierno incluye un plan de mejora de la atención y control del tránsito internacional de viajeros y al servicio de vacunación internacional con el fin de atender sin esperas y con calidad las puntas de demanda que se generan con ocasión de los periodos vacacionales.

SIN MOTIVOS DE ALARMA

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, Fernández de la Vega aseguró que el Gobierno "está alerta, coordinado, informado y trabajando con las comunidades autónomas". En este sentido, manifestó que "no hay motivos para la alarma" por la gripe aviaria, aunque "sí para la vigilancia y para la coordinación, sin que haya en estos momentos ninguna necesidad ni ningun indicio que aconseje a los ciudadanos cambiar los hábitos alimentarios".

La vicepresidenta, que aseguró que los ciudadanos dispondrán de la misma información de la que dispone el Gobierno "con rigor y transparencia", aseveró que el Ejecutivo "va a poner todos los recursos necesarios para reforzar aún más el control sobre los alimentos que importamos porque no hay mejor lugar donde invertir el dinero público que en la salud de todos los españoles".

Por otro lado, tras señalar que "es indudable" que el Plan "va a contribuir a mejorar" la prevención de la gripe aviar, Fernández de la Vega destacó que el Gobierno "ha puesto desde el primer momento todas las medidas necesarias para prevenir los efectos y la propagación de la enfermedad, que no ha pasado aún en ningún caso a las aves de corral y menos aún a las personas" en España.

"Cada uno de los ministerios implicados, y de forma particular Agricultura y Sanidad, han establecido los protocolos pertinentes, que están ya adoptados tanto los ordenados en el ámbito de la Organización Mundial de la Salud como los de la Unión Europea", explicó.

Asimismo, puso de relieve que el nivel de riesgo en España "no ha variado de forma sustancial", ya que las aves afectadas en Europa pertenecen a especies migratorias, como la de los cisnes salvajes, "que no tienen paso por España". No obstante, advirtió de que le merece "distinta consideración" la posible llegada de la patología "desde Nigeria u otros países africanos con un menor control de la enfermedad".

Tras manifestar que ahora "el objetivo principal es poner todos los sistemas de alerta a funcionar" de acuerdo con las comunidades para impedir la propagación de la gripe aviar en el caso de que detectara algún caso, Fernández de la Vega dijo que España "tiene activadas todas las medidas de prevención emanadas del Comité de la Cadena Alimentaria y de la Sanidad Animal de la UE".

"Entre estas medidas, que se tendrían que adoptar si llegase el caso, esperemos que no, está el encerramiento de las aves en toda España, la vacunación de especies y explotaciones y la prohibición de movimientos de animales sensibles", entre otras, explicó. "Estas medidas se podrán en marcha si fuese necesario, pero los protocolos están todos previstos", concluyó.