23 de septiembre de 2014

Ginecólogos recuerdan que el proyecto no había sido consultado a los médicos y contenía puntos "muy discutibles"

MADRID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, Josep María Lailla Vicens, ha recordado que el anteproyecto de Ley Orgánica para la Protección de la vida del concebido y los Derechos de la Mujer embarazada, que finalmente no será aprobado, no había sido consultado a los profesionales sanitarios y contenía puntos "muy discutibles".

En declaraciones a Europa Press, Lailla Vicens ha recordado que su organización remitió un informe al Ministerio de Justicia donde le manifestó su disconformidad, "desde el punto de vista científico", con el texto de la reforma, por lo que ha sugerido la posibilidad de que lo haya tenido en cuenta, al igual que otros "muchos" informes que también les remitieron otras organizaciones.

"Vemos la retirada de este proyecto como un paso más hacia una nueva norma, la cual tiene que ser consensuada y de aplicación real durante muchos años. Y es que estamos hablando de un tema muy grave que afecta a muchas mujeres", ha apostillado el presidente de SEGO.

Finalmente, y respecto a la modificación de la normativa para asegurar que las menores de 16 y 17 años necesiten del consentimiento paterno para interrumpir su embarazo, el experto ha recordado que la mayoría de edad a nivel sanitario se sitúa en los 16 años, por lo que ha visto "incoherente" que no se aplique esta normativa en todos los ámbitos.

Además, Lailla Vicens ha avisado de que el trabajo del médico "no es decidir si llama o no a los padres" si no que su labor es atender a los pacientes. "Debe haber una norma que sea para todos igual y que se cumpla", ha zanjado.

Para leer más