27 de febrero de 2006

Georgia confirma su primer caso del virus H5N1 en un cisne

Georgia confirma su primer caso del virus H5N1 en un cisne

TIBLISI, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los análisis realizados a un cisne salvaje encontrado muerto en Georgia han dado positivo a la cepa H5N1de la gripe aviar, según anunció hoy el director del Centro Nacional de Control de Enfermedades, Paata Imnadze, quien precisó que se han enviado muestras al laboratorio de referencia de la UE en Reino Unido para realizar análisis adicionales.

El presidente georgiano, Mijail Saakashvili, había decretado ayer el estado de emergencia en la región de Adjaria (oeste) donde se detectó el primer brote de gripe aviar en el país en aves salvajes.

El H5N1 ha sido identificado en aves en la vecina Azerbaiyán.

Las autoridades georgianas ya han ordenado el sacrificio de todas las aves domésticas en un radio de 3 kilómetros en torno a la localidad de Adlia, en Adjaria, donde murió el cisne. El decreto de Saakashvili, emitido ayer, ordena el sacrificio de todas las aves domésticas en el distrito y prohíbe la caza de aves silvestres.

Asimismo, estipula la confiscación de los rifles de caza de todos los residentes de la zona.

LA UE CONFIRMA EL PRIMER CASO DE GRIPE AVIAR EN BOSNIA

Por otra parte, los resultados del laboratorio de referencia de la Unión Europea en Reino Unido han confirmado que dos cisnes encontrados en un lago en el centro de Bosnia portaban la cepa letal H5N1 de la gripe aviar, según anunciaron hoy las autoridades bosnias en Sarajevo.

"Los resultados son positivos al virus H5N1", declaró Jozo Bagaric, director del Instituto Veterinario de Bosnia. Este es el primer caso confirmado de la presencia de la gripe aviar en este país balcánico.

Los cisnes fueron encontrados hace dos semanas cerca del lago Plivsko, en el centro de Bosnia. Las autoridades sellaron inmediatamente la zona y sacrificaron a unos 4.400 aves de corral en un radio de 3 kilómetros. Además, los cazadores abatieron a todos los demás cisnes que se encontraban en el lago.

Además, las autoridades han ordenado a todos los granjeros del país que mantengan las aves de corral bajo techo a partir de hoy, y van a comenzar a tomar muestras a las aves domésticas en un radio de 10 kilómetros al lugar donde se encontraron los cisnes muertos.

"Creemos que las acciones que hemos emprendido fueron exitosas y seguimos vigilando la situación en todo el país", indicó Bagaric, añadiendo que se esperan nuevos casos en marzo debido a la creciente migración de aves.