21 de abril de 2015

El gasto en vacunas representó el 0,35% del gasto sanitario en 2012

El gasto en vacunas representó el 0,35% del gasto sanitario en 2012
EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA

MADRID, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La reducción del gasto en vacunas en los últimos años no se ha acompañado de introducción de innovaciones y ampliación de coberturas, según destaca en sus conclusiones un reciente análisis, llevado a cabo desde el área de consultoría de la industria de Life Science & Healthcare de Deloitte, que muestra que el gasto en vacunas en España en el año 2012 representaba únicamente el 0,35% del gasto sanitario.

EL GASTO EN VACUNAS ES MUCHO MENOR QUE EN MEDICAMENTOS

   Este gasto es mínimo si se tiene en cuenta que el gasto en medicamentos representó el 16,7 por ciento del gasto sanitario y que el gasto en vacunas se ha ido reduciendo, tras el decremento interanual de la inversión en esta partida desde el año 2007.

   Mientras el gasto en vacunas decrecía en estos cinco años (de 2007 a 2012) un 6,2% en un contexto de restricciones presupuestarias en las Administraciones sanitarias, el gasto en el resto de medicamentos lo hacía en un 1,7% y el gasto sanitario total, por contra, crecía un 1,2%.

   "Todo ello a pesar de su innegable valor para la prevención y promoción de la salud y ser una de las intervenciones de Salud Pública más importantes por su alta efectividad y buen perfil de tolerabilidad", destaca el informe.

   Sobre el modelo de compra de vacunas de los últimos años por las CCAA, el informe muestra una "progresiva disminución" del precio unitario de las vacunas así como la heterogeneidad de los precios entre las diferentes comunidades autónomas y un incremento de la relevancia de los criterios económicos en los procesos de evaluación de las licitaciones. "Comunidades como Madrid y Andalucía han ponderado el precio como criterio único de evaluación en las licitaciones de compra de vacunas", explican.

      Alternativas en el modelo de financiación actual podrían facilitar el acceso a las vacunas sin poner en riesgo la sostenibilidad del sistema. Inicialmente, la reducción del gasto en la adquisición de vacunas de los últimos años podría permitir, "en un momento de dificultades económicas en los sistemas sanitarios", tener remanentes para invertir en innovaciones y ampliaciones de cobertura vacunal.

   Sin embargo, Jorge Bagán, socio responsable de la industria de Life Science & Healthcare de Deloitte, recuerda que "en los últimos años, estos ahorros no se han trasladado a mejoras en el propio ámbito de la vacunación bloqueando la introducción y acceso de algunas vacunas que en otros países de nuestro entorno están financiadas o cofinanciadas como la tos ferina en Reino Unido, Alemania y Francia, el retrovirus en Reino Unido y Alemania o el herpes zóster en Reino Unido y Francia".

COMPARATIVA ESPAÑA FRENTE A EUROPA

   En España las vacunas son categorizadas de financiación 100% pública y su acceso está regulado por la Dirección General de Salud Pública. Mientras que en otros países como Francia, Alemania y Reino Unido se incorporan modelos de financiación alternativos.

   En estos países existe la diferenciación entre las vacunas infantiles de carácter universal y financiación 100% pública y el resto de vacunas, las recomendadas a la ciudadanía en general y las recomendadas a grupos de riesgo, y que incorporan otros mecanismos de financiación como es el caso de Francia con reembolso del 65% del coste o Alemania, Reino Unido e Italia con financiación 100% privada.

   En este sentido, Gonzalo Casino, director de la industria de Life Science & Healthcare de Deloitte, explica que "en momentos de restricciones presupuestarios importantes como el actual y con un modelo de financiación totalmente pública de las vacunas infantiles de carácter universal, se están dando barreras de acceso a las vacunas".

   "Poner en valor e incrementar la inversión en salud pública y programas de vacunación como elementos clave de la promoción y prevención de la salud, así como explorar nuevos modelos de financiación de las vacunas, puede garantizar la mejora en el acceso de los ciudadanos y las familias a todo tipo de vacunas", concluye.