15 de junio de 2015

García Vargas defiende que la universalidad sanitaria debe estar "matizada" por la renta personal

García Vargas defiende que la universalidad sanitaria debe estar "matizada" por la renta personal
FUNDACIÓN PFIZER

MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

El exministro de Sanidad Julián García Vargas ha reconocido que la "interminable" crisis económico-financiera ha obligado a repensar el Estado de Bienestar y, en el campo sanitario, ha defendido que la universalidad sanitaria esté "matizada" por la renta personal de cada ciudadano.

En este sentido, ha destacado en una tribuna de opinión de la Fundación Pfizer, de la que es patrono, ha destacado que las capas sociales que superen ciertos niveles pueden contribuir con un copago, al igual que ya sucede en el ámbito de la enseñanza o en la atención a la discapacidad, donde se tiene en cuenta la situación económica de cada persona.

García Vargas ha reconocido que con la crisis la recaudación tributaria, de la que dependen los recursos para atender las necesidades del Estado de Bienestar, han sufrido también y "no hay dinero para atenderlas como quisiéramos".

Además, ha añadido, "no parece que subir la presión fiscal se pueda conseguir a corto plazo, aunque la aproximación a la media de la Unión Europea sea un objetivo razonable".

Para afrontar esta situación, el exministro cree que la clave está en no parcelar los problemas ya que se trata de vasos comunicantes que sin embargo, no se ven "como un conjunto" y "está afectada por intereses sectoriales" y los más necesitados (las familias pobres de mayor riesgo de exclusión) no están organizados. Además el hecho de que sean competencias de las comunidades "contribuye a la dispersión".

"El campo de la Protección social y el Estado de Bienestar es casi infinito y las dificultades no desaparecerán cuando se recupere la economía. Nunca hay una vuelta automática a la normalidad del pasado. De esta crisis se saldrá con una sociedad más desigual y habrá que esforzarse por tener una visión más amplia, con prioridades más claras y menos deseos de contentar a todos", ha defendido.