23 de febrero de 2006

Galicia.- El único centro educativo gallego para niños con parálisis cerebral puede cerrar por falta de apoyo económico

VIGO, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

El centro educativo que la asociación 'Hoy por Mañana' gestiona en Vigo es el único de toda Galicia que ofrece atención a niños con parálisis cerebral de entre cero y seis años, pero su precaria situación económica podría llevarlo a cerrar sus puertas, como denunciaron hoy sus responsables.

La presidenta de la Asociación 'Hoy por Mañana', Elena Piñeiro, explicó que este centro, que atiende en la actualidad a siete niños, a los que hay que sumar todos los que participan en otras actividades de la asociación, como la ludoteca, requiere el trabajo de varios profesionales de los que no se puede prescindir, como profesor, pedagogo, psicólogo, logopeda, o trabajador social.

Piñeiro denunció que el centro, a diferencia de otras instituciones, nunca ha tenido convenios o conciertos fijos con la Administración, por lo que siempre ha sobrevivido gracias a subvenciones puntuales, y no es la primera vez que se encuentran en una situación de déficit.

A día de hoy, la asociación calcula que los gastos para el mantenimiento del centro, la ludoteca y demás actividades rondan los 275.000 euros anuales, y sin embargo, para 2006, sólo se han asegurado una financiación de 56.400 euros pactados con la Consellería de Educación.

De momento, y después de prescindir de uno de los trabajadores del centro, han decidido reducir a la mitad la jornada de los demás profesionales que realizan su labor en el centro, que no cobrarán su sueldo hasta que la asociación les pueda pagar.

CRÍTICA A LA ADMINISTRACIÓN

Elena Piñeiro explicó que había enviado cartas explicando la situación de 'Hoy por Mañana' al presidente de la Xunta, al vicepresidente, o a la Secretaría Xeral de Benestar, entre otras instituciones, y aún no han recibido respuesta, aunque espera que, con los nuevos criterios de reparto de subvenciones, la asociación que preside pueda optar a las ayudas.

Además, criticó la actitud de la conselleira de Sanidade, a quien indicó que le trasladó la situación del centro, y que, según Piñeiro, se limitó a anunciar una mejora en el servicio de atención temprana del Hospital Xeral, y a asegurar que este tipo de atención podrá entrar en el sistema de reparto de subvención.