30 de noviembre de 2012

Fundaciones de mayores reclaman a los gobiernos y a la ciudadanía que favorezcan su participación en la sociedad

Destacan el derecho a la autonomía y recuerdan la elevada esperanza y calidad de vida de estas personas

Fundaciones de mayores reclaman a los gobiernos y a la ciudadanía que favorezcan su participación en la sociedad
EUROPA PRESS

MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Pilares para la Autonomía Personal, la Fundación Matía/Ingema y la Asociación Mayores de Madrid XXI han reclamado este viernes a los poderes políticos y al conjunto de la ciudadanía española que favorezcan su participación activa en la sociedad y han avisado de que clasificar a las personas por su edad crea dependencia y aislamiento.

En el marco de la Jornada sobre Envejecimiento y Ciudadanía Activa, las tres asociaciones han recordado que se está produciendo un "nuevo paradigma" en el que las personas mayores son más activas que en épocas anteriores debido a que tienen un mayor nivel cultural, muchas conocen ya las nuevas tecnologías y tienen un mejor estado de salud.

Por ello, han destacado la necesidad de que, si bien "no quitando el liderazgo y el protagonismo a los jóvenes", las personas mayores puedan ayudarles activamente en sus quehaceres, aportando ideas y experiencias, y no aislándose del resto de la sociedad perdiendo su productividad.

"La participación se tiene que convertir en una exigencia y en una necesidad al igual que la involucración, ya que el envejecimiento activo no tiene sentido sin la participación social. Por tanto, los mayores no deben formar un mundo a parte sino que deben integrarse en la sociedad", ha comentado el presidente de la Asociación Mayores de Madrid XXI, Salvador Guirado.

No obstante, Guirado ha lamentado que a pesar de que tanto la Unión Europea, como la Organización de Naciones Unidas y los diferentes gobiernos nacionales --incluido España-- han plasmado en sus políticas la necesidad de involucrar a los mayores en la sociedad, la realidad está siendo "muy distinta". Así, ha asegurado que estas expectativas tienen "mucha frustración" y que los deseos "mucho de utopía", dado que "hay todavía muchos espacios" en los que no dejan participar a los mayores.

De este modo, ha pedido a este colectivo de personas que interioricen ellos mismos "su valor" y su "capacidad" y que demanden su derecho a participar y actuar en las diferentes parcelas de la vida. Y es que, según ha recordado la presidenta de la Fundación Pilares para la Autonomía Personal, Pilar Rodríguez, cuando una persona se jubila se produce una "pérdida de poder y una disminución de su estatus" a nivel social y un aminoramiento de la autoestima.

ESTIMULAR SU INICIATIVA PERSONAL Y FAVORECER EL APRENDIZAJE

Como consecuencia de ello, las asociaciones han pedido que las políticas y medidas que se adopten para las personas mayores estén dirigidas a desarrollar sus potenciales y estimular su participación, la iniciativa personal, el aprendizaje y el compromiso social.

"Han de priorizarse en las agendas políticas el desarrollo y mantenimiento de sólidos sistemas de protección social porque la seguridad frente a los riesgos es un determinante esencial de envejecimiento activo y es imprescindible para el bienestar", han señalado en un manifiesto.

Del mismo modo, han subrayado la importancia de que se apuesten por las políticas de "viviendas para toda la vida y de ciudades accesibles y amigables" en un entorno sostenible, "eliminando las barreas" que impiden la convivencia intergeneracional. Además, han pedido que haya una mayor investigación sobre los mayores discapacitados y de que se les tenga en cuenta en el desarrollo de las políticas orientadas al envejecimiento.

En este sentido, la miembro de la Fundación Matia/Ingema, Mayte Sancho, ha recordado que su asociación está realizando en el País Vasco un experimento pionero de centros de mayores en los que se han acotado unidades de residencia donde las personas viven "como en casa". Esta iniciativa, según ha asegurado, está teniendo "muy buenos resultados".

CÓMO LLEGAN A LA VEJEZ LAS PERSONAS DE ENTRE 50 Y 70 AÑOS

Por otra parte, la presidenta de la Fundación Pilares para la Autonomía Personal ha presentado algunos datos de un estudio que su Fundación está llevando a cabo y en el que se analiza cómo las personas de entre 50 y 70 años están llegando a la vejez.

Entre los principales datos que ha aportado Rodríguez destaca que la mitad de los ciudadanos en esa franja de edad que están trabajando no tienen interés en acudir a los centros de mayores, debido a que no les interesa (33,4%), creen que no encajan (38,1%) o por otras razones que no han especificado (31,2%).

"Estos datos nos deben de servir para que hagamos más atractivos estos centros abriéndolos a la sociedad", ha señalado la presidenta. Asimismo, ha destacado que otro de los datos claves que muestra el estudio es la gran carga que están teniendo las personas mayores en el cuidado de sus nietos --el 55 por ciento los cuida todos los días-- y que se está viendo agudizada por la crisis económica.

Por último, Rodríguez ha recomendado a los mayores que sigan teniendo un compromiso con la vida y que sigan participando desarrollando proyectos y aportando ideas. "Seguir participando tiene una repercusión muy positiva con la vida. Hay que aprovechar las oportunidades de la edad", ha zanjado.