28 de enero de 2019

La Fundación OAFI se une a la declaración europea que pide reducir las desigualdades en salud

La Fundación OAFI se une a la declaración europea que pide reducir las desigualdades en salud
PIXABAY / SABINEVANERP - ARCHIVO

MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Internacional de Osteoartritis (OAFI, por sus siglas en inglés) se ha adherido a la Declaración de Libiliana, firmada por más de 30 instituciones europeas durante la Conferencia Europea de Salud Pública, que pide compromiso político para reducir las desigualdades en salud.

"En OAFI creemos que el compromiso político es clave para cambiar y mejorar la gestión de la salud y la salud para todos. Nuestro objetivo es mejorar la calidad de vida y el bienestar de los pacientes con artrosis y crear conciencia sobre la artrosis, una enfermedad no transmisible que a menudo se olvida en el gran debate", han especificado desde la entidad.

Las estimaciones mundiales indican que el 9,6 por ciento de los hombres y el 18 por ciento de las mujeres mayores de 60 años tienen artrosis sintomática. La artrosis afecta fundamentalmente a personas mayores y mujeres, "dos grupos vulnerables dentro de nuestras sociedades que están muy afectados por esta enfermedad crónica", han precisado desde OAFI.

La fundación entiende que el apoyo de la sociedad y los entornos en los que vive un paciente pueden influir profundamente en la forma de enfrentar la enfermedad y el proceso de curación. Además, han indicado que estudios recientes demuestran que el nivel socioeconómico y educativo de los pacientes con artrosis tiene un impacto en su salud y en el proceso de curación.

En concreto, la declaración pide que "todos los involucrados en la política de salud pública en Europa y el resto del mundo se comprometan a disminuir las desigualdades en materia de salud en los países y entre ellos, con la garantía del acceso universal a la tención médica y el fortalecimiento de los sistemas de salud.

Es posible, según la declaración, si la atención médica es accesible para todos y todos los sistemas de salud "son fuertes y resistentes".

Además, busca que se asegure que los datos de salud sean científicamente sólidos y ampliamente disponibles. "La tecnología de comunicación moderna ofrece un gran potencial para que la salud pública renueve y mejore su enfoque hacia el público y los grupos de población individuales, al menos a aquellos que de alguna manera se quedaron atrás y fueron excluidos de los programas existentes de prevención y promoción de la salud", según la declaración.

Por otra parte, se reivindica que se tenga en cuenta la dimensión política del trabajo de la comunidad de salud pública. "La evidencia por sí sola no provocará un cambio de comportamiento. Lo que se necesita es un compromiso político para lograr el cambio", se especifica.

ELIMINAR BARRERAS E INCLUIR LA SALUD EN LAS POLÍTICAS

También se alude a inversión para eliminar las barreras de alfabetización en salud y la promoción y facilitación de la alfabetización en salud de todos y cada uno de los individuos. Según el documento, "es crucial asumir un papel activo introduciendo herramientas modernas de comunicación en salud pública e incluyendo todos los determinantes que se relacionan con la salud pública".

Por último, se reclama la inclusión de la salud en todas las políticas, "mediante el fortalecimiento de la colaboración intersectorial. Todos los sectores involucrados en la salud o relacionados con la salud deben trabajar juntos", dice el documento.

"Todos los niveles de toma de decisiones deben incluir: autoridades civiles, autoridades locales, nacionales e internacionales. Solo a través de la política y de la comunicación, podemos contribuir a mejorar las condiciones de vida", agrega la declaración en este sentido.

Contador

Lo más leído