17 de mayo de 2012

La Fundación Hipercolesterolemia Familiar demanda una estrategia nacional de diagnóstico genético de la enfermedad

El coste del cribado de esta patología "es de entre 170 y 450 euros según el caso"

La Fundación Hipercolesterolemia Familiar demanda una estrategia nacional de diagnóstico genético de la enfermedad
EUROPA PRESS

MADRID, 17 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Fundación Hipercolesterolemia Familiar, el doctor Pedro Mata, ha demandado este jueves, con motivo de la presentación de los datos preliminares del "mayor" estudio sobre esta enfermedad, una estrategia nacional de diagnóstico genético de la patología. En la actualidad, sólo nueve comunidades autónomas financian esta prueba.

En declaraciones a Europa Press, el especialista ha estimado el valor de esta prueba "entre los 170 y los 450 euros según el caso", lo que en su opinión, "repartido, es poco dinero y sólo una vez en la vida". Además, considera que el tratamiento indicado, las estatinas, "son baratas, ya que cuestan entre 100 y 500 euros por paciente y año".

Por ello, para Mata es necesario un plan estatal a pesar de la crisis. "Hay que priorizar los recursos, indica. Según él, muchos políticos le han dicho que no son muchos pacientes, lo que entiende como que "no son muchos votos". Además, lamenta que en el ministerio "nunca se oye un plan de una política sanitaria, sólo por dónde se va a recortar. Ahora no se está gobernando", sentencia.

El galeno, que ha cifrado la cantidad de diagnósticos clínicos positivos de hipercolesterolemia familiar realizados en España en 6.500, considera que lo que hay que hacer es estudios de coste-eficacia porque, por ejemplo, está de acuerdo en "sacar a los crónicos de los hospitales", pero cree que para ello, antes "hay que dar más papel y tiempo a la Atención Primaria, y hay que formar a estos profesionales".

Mata, que ha recordado que existe una proposición no de Ley aprobada en el Senado "en la que se insta al Gobierno a hacer una estrategia nacional", ha indicado que si no hubiera estallado la crisis, "en menos de un año se hubiera conseguido una plan. Ahora se va a parar", advierte.

La reivindicación de esta política a nivel estatal para conseguir un diagnóstico precoz de hipercolesterolemia familiar la razona el experto en que "tiene que ser igual en todas las comunidades". Así, los Gobiernos regionales que sí están financiando el diagnóstico genético son "Cataluña, País Vasco, Navarra, La Rioja, Asturias, Extremadura, Castilla y León y Madrid", esta última con un programa piloto, explica.

EL RIESGO DE FALLECIMIENTO ES 4 VECES SUPERIOR AL DE LAS PERSONAS SANAS

Sin embargo, la Fundación Hipercolesterolemia Familiar sí ha logrado ya beneficios desde su creación. De este modo, en la actualidad los pacientes no pagan por sus medicamentos, algo que sí hacían hace unos años al tener que abonar el 40 por ciento del coste total. Sin embargo, el riesgo relativo de fallecimiento en estos pacientes sigue siendo muy elevado, al ser cuatro veces más alto que en personas sanas.

Además, el estudio, que estará finalizado en dos años, expone que el riesgo relativo de padecer un episodio coronario es nueve veces más elevado en estos pacientes. De hecho, Mata reconoce a Europa Press que desde que empezó este trabajo de investigación "han fallecido unas 40 personas".

Por ello, recuerda la importancia -además de ejercer una vida saludable- de seguir los tratamientos escrupolosamente desde niños, edad cuando comienza la enfermedad. Así, para ellos considera indicado "las resinas a partir de los seis años si los niveles de colesterol son superiores a 300 puntos". No obstante, a partir de los 10 años en niños y tras un año de la aparición del periodo menstrual en las niñas, el galeno recomienda las estatinas, que son pastillas diarias que se prolongan en la etapa adulta.

Sin embargo, "el 50 por ciento de los pacientes necesitan un segundo fármaco: los inhibidores de la absorción intestinal del colesterol. Incluso, "en ocasiones, se administra un tercer fármaco basado en comprimidos de resinas", señala Mata. Pero el experto va más allá y adelanta que se está investigando en un fármaco de administración mediante inyección subcutánea "destinado a bloquear determinas enzimas que impiden que el receptor de LDL funcione por culpa de la mutación".

Para el presidente de la fundación, ésta sería una buena noticia para las 100.000 personas que tienen Hipercolesterolemia Familiar en España. En la actualidad, la esperanza de vida de estas personas "es de 20 a 30 años menos que las personas sanas", por lo que el estudio realizado con la participación de 25 centros sanitarios nacionales puede mejorar su prevención.

En este sentido, en el trabajo de investigación se evidencia que el 30 por ciento de los pacientes consultados no sabían que tenían la enfermedad. Además, el 20 por ciento no estaban siguiendo ningún tratamiento, lo que "supone un fracaso del sistema", concluye Mata.