3 de febrero de 2014

La Fundación ECO exige nuevas vías de financiación para la investigación oncológica

MADRID, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Fundación ECO ha exigido, con motivo de la celebración del Día Mundial Contra el Cáncer, nuevas vías de financiación para la investigación oncológica desde distintos ámbitos privados y a través de donaciones con incentivos fiscales o, también, del impulso al mecenazgo como ya sucede en otros países desarrollados.

"Afortunadamente el cáncer ya no es sinónimo de muerte y, debido a los avances que se han producido en el diagnóstico precoz y en los tratamientos, la ciudadanía comienza a percibirla como una enfermedad crónica e incluso superable. Estos avances han sido posibles gracias al gran desarrollo que ha vivido la investigación oncológica que, lamentablemente, en los últimos años ha visto cómo se reducían los fondos destinados a ella hasta niveles de 2005", ha comentado el presidente de la Fundación ECO, Carlos Camps.

Y es que, según los últimos datos del estudio 'Eurocare 5', un tercio de los cánceres tiene actualmente una supervivencia superior al 80 por ciento y solo uno de cada cuatro (25%) tiene supervivencias inferiores al 30%. En cuanto a la incidencia, las previsiones del estudio 'Globocan 2012' reflejan un incremento del 14 por ciento de la incidencia del cáncer en 2020, lo que se traducirá en 246.713 casos nuevos en nuestro país.

"Toda inversión en sanidad y, en concreto, en investigación para la búsqueda de mejores tratamientos contra el cáncer, siempre tiene un beneficiario claro que es el paciente. Los avances han permitido una mejor asistencia sanitaria y un incremento en las cifras de supervivencia, mejor diagnóstico, descenso de la mortalidad, mejora en la calidad de vida y la disminución de la toxicidad", ha señalado Camps.

Por otra parte, ha avisado de que "no es sostenible" el actual modelo de financiación de la investigación de manera prácticamente exclusiva por parte de la industria farmacéutica, y ha recordado que la situación económica ha provocado "limitaciones" en cuanto a la continuidad de algunos proyectos y retrasos en el inicio de nuevas líneas de investigación, por lo que apuestan por una financiación mixta público-privada donde los agentes sociales asuman un papel activo.

"No debemos dejar de reclamar a las administraciones que inviertan en investigación pero, de manera paralela, debemos de ser capaces de crear las condiciones óptimas para que, desde la iniciativa privada, se perciba la financiación de la investigación oncológica como una inversión y no un gasto", ha señalado Camps.