17 de febrero de 2006

Francia se convierte en el séptimo país de la UE con casos de gripe aviar en aves silvestres

BRUSELAS, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

Francia se convirtió hoy en el séptimo país de la Unión Europea donde se han registrado casos de gripe aviar en aves silvestres. La proliferación de brotes ha creado alarma entre los Veinticinco, que en los últimos días han reforzado las medidas de protección para evitar que la enfermedad salte a los pollos.

La Comisión Europea fue informada por las autoridades francesas de un caso confirmado de gripe aviar del tipo H5 en un pato silvestre muerto analizado en Ain, cerca de Lyon. Una muestra del animal se enviará ahora al laboratorio de referencia de la UE en Weybridge, a las afueras de Londres, para determinar si se trata de la cepa más virulenta H5N1.

París ha informado al Ejecutivo comunitario que aplicará de inmediato las medidas de precaución que vienen adoptando el resto de países donde se han dado casos de gripe aviar en cisnes: Italia, Grecia, Eslovenia, Austria, Hungría y Alemania. Estas medidas se aplican de manera automática, sin esperar a la autorización de Bruselas, cada vez que un Estado miembro detecta un caso de gripe aviar H5 en aves silvestres que se sospecha que pueda corresponder a la cepa más peligrosa.

Se trata de establecer una 'zona de protección' de tres kilómetros a la redonda del brote. En este área las aves de corral deben mantenerse encerradas, el movimiento de pollos está prohibido excepto cuando se dirige directamente al matadero, y también se veta el envío de carne fuera excepto cuando haya pasado por los controles previsto en la legislación comunitaria.

En torno a la zona de protección se decretará otra 'zona de vigilancia' de diez kilómetros, en la cual deben reforzarse las medidas de bioseguridad en las granjas, tales como la desinfección de materiales y vehículos, se prohíbe la caza y se tiene que llevar a cabo entre los propietarios de granjas y sus familias una campaña de concienciación sobre los peligros de la gripe aviar.

El Consejo de Agricultura que se celebra el lunes 20 de febrero en Bruselas debatirá a petición de España, Italia, Grecia y Francia las consecuencias económicas de la gripe aviar en la Unión Europea (UE), que, aunque por el momento no ha afectado a las aves de corral, ya ha dejado notar efectos en la disminución de consumo carne de pollo.

Por su parte, el comisario de Salud y Protección al Consumidor, Markos Kyprianou, informará a los ministros de las últimas decisiones que se han tomado para prevenir la expansión de la gripe aviar, de la que ya se hallaron brotes en siete Estados miembros: Grecia, Italia, Austria, Eslovenia, Hungría, Alemania y, ahora Francia.