5 de enero de 2006

El Foro de Pacientes propone un impuesto en las cajetillas de tabaco para cofinanciar terapias de deshabituación

El Foro de Pacientes propone un impuesto en las cajetillas de tabaco para cofinanciar terapias de deshabituación

MADRID, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Foro Español de Pacientes --que agrupa a más de 600 asociaciones-- manifestó hoy su malestar debido a que el Ministerio de Sanidad y Consumo no ha contemplado la financiación de los tratamientos de deshabituación en la Ley de medidas sanitarias contra el tabaquismo, a pesar de haber demostrado su eficacia. Este sentido, propuso que se imponga una carga impositiva (impuesto indirecto) al precio de las cajetillas de cigarros para cofinanciar dichos tratamientos, que no contabilizase para confeccionar el IPC, y que se eviten las desigualdades en la prestación de las terapias.

El presidente del Foro, Albert Jovell, destacó que "el hecho de que las compañías de tabaco hayan disminuido el precio del mismo avala la tesis de que existe un margen impositivo que pueda desincentivar el consumo de tabaco". Además, consideró que dicha ley no se centra suficientemente en la prevención secundaria del tabaquismo y en la deshabituación del hábito tabáquico, para prevenir las enfermedades oncológicas y cardiovasculares asociadas al tabaquismo.

Asimismo, exigió al Ministerio de Sanidad que realice estudios económicos en profundidad para conocer el número de años de vida ganados y el ahorro a largo plazo que supondría para el Sistema Nacional de Salud (SNS) la financiación de los tratamientos de deshabituación tabáquica. Además, solicita que el dinero que se recaude con las sanciones por incumplimiento de la Ley vigente se destine al diseño de estrategias de prevención primaria y secundaria de este hábito.

"Con las enfermedades futuras que se evitarían a los fumadores a medio y largo plazo, las terapias para dejar el tabaco, pese al coste inicial que supondrían, serían rentables económicamente al sistema sanitario, además de beneficiosas para la salud de los ciudadanos", afirmó Jovell en un comunicado. Asimismo, manifestó que deben ser los profesionales de la salud, y no los políticos, los que deben pronunciarse sobre la efectividad y la idoneidad de los tratamientos antitabáquicos.

En este sentido, Jovell aconsejó a los fumadores que padecen síndromes de dependencia física o psicológica asociadas al tabaco que se pongan en contacto con sus médicos para que éstos les orienten sobre la estrategia terapéutica más apropiada para el tratamiento individualizado de su caso.

El Foro también recomendó la elaboración de una única guía de práctica clínica para los profesionales y pacientes españoles sobre el estado de la evidencia científica asociada a los tratamientos de deshabituación tabáquica. Además, apostó por el diseño de una política integral de abordaje clínico del problema.