16 de marzo de 2012

El final del invierno marca el descenso de la actividad gripal en España

El final del invierno marca el descenso de la actividad gripal en España
FLICKR/ANIETO2K

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

La actividad gripal está comenzando a descender en España, coincidiendo con el aumento de las temperaturas de las próximas semanas y las últimos coletazos del invierno, y en la última semana de la que se tienen datos se han contabilizado 83,86 casos por cada 100.000 habitantes, un tercio de lo registrado hace menos de un mes.

Así se desprende del último informe semanal del Sistema de Vigilancia de la Gripe en España (SVGE) del Instituto de Salud Carlos III, relativo a la semana del 5 al 11 de marzo, en la que se ha constatado una evolución decreciente de la gripe en todas las comunidades excepto en Baleares, que señala una evolución estable.

La comunidad más castigada en dicha semana ha sido Extremadura, con una tasa de 195,17 casos por 100.000 habitantes, seguida de Cataluña (148,38), Asturias (126,21), Navarra (118,96), Canarias (111,89), La Rioja (103,72) y País Vasco (100,83).

Ya por debajo de la media nacional estarían Cantabria (83,71), Aragón (83l,46), Castilla-La Mancha (81,03), Baleares (71,24), Andalucía (60,63), Castilla y León (58,96), Comunidad Valenciana (51,7), Melilla (46,55), Ceuta (41,94) y Madrid (25,41). De Galicia y Murcia, por su parte, no se especifican datos.

El informe revela como en las redes de Andalucía, Canarias, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Madrid, Ceuta y Melilla, las tasas de incidencia de gripe han tomado de nuevo valores pre-epidémicos, por debajo del umbral basal, mientras que en el resto de redes centinela la actividad gripal se aproxima al fin del periodo epidémico de esta temporada.

Además, en su distribución por grupos de edad se observa una disminución significativa en las tasas de incidencia de gripe en todos los grupos de edad.

La actividad gripal sigue asociada a una circulación mayoritaria del virus de la gripe A(H3) de forma generalizada, con una creciente contribución de virus de la gripe B.

Desde el inicio de la pandemia, el Carlos III ha contabilizado 478 casos graves hospitalizados confirmados de gripe, de los que el 79 por ciento presentaban factores de riesgo, siendo los más frecuentes la enfermedad pulmonar crónica (26%), la enfermedad cardiovascular crónica (25%) y la diabetes (19%).

Asimismo, en el mismo periodo se han registrado 24 fallecimientos en siete comunidades autónomas, de los que el 58 por ciento eran hombres y el 42 por ciento mujeres. El 88 por ciento de los casos eran mayores de 44 años y, en todos los casos, se confirmó que la infección la había causado el virus A(H3).