22 de febrero de 2006

Fidalgo pide "un chequeo" del estado del SNS y alerta de que hay "pilotos rojos encendidos" que amenazan su continuidad

CC.OO. apela a la "responsabilidad" de administraciones y partidos para afrontar una revisión del sistema sanitario con "consenso"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de CC.OO., José María Fidalgo, defendió hoy en Santiago de Compostela la necesidad de que se aborde "un chequeo" sobre la situación del Sistema Nacional de Salud (SNS) y alertó de que ya existen "pilotos rojos encendidos" que amenazan la continuidad de este modelo que cubre el derecho de los ciudadanos a acceder a la sanidad pública.

Fidalgo, quien evitó hoy pronunciarse sobre otras cuestiones que no tengan que ver con la sanidad pública como una valoración sobre la OPA de E.ON sobre Endesa, explicó que CC.OO. celebra en la capital gallega la jornada 'Por un nuevo contrato social en el Sistema Nacional de Salud' como continuidad de otras acciones y para abrir "un debate público" sobre la necesidad de "reflexionar" y de ser conscientes de que el actual modelo "es de todos y hay que cuidarlo".

El responsable de CC.OO. señaló que este sindicato, tras entrevistarse con diferentes fuerzas políticas, solicitó hace meses la constitución de una comisión mixta Congreso y Senado, "que a día de hoy está sin crear", para hacer un diagnóstico sobre la situación del Sistema Nacional de Salud y una hoja de ruta que permita lograr en el ámbito sanitario un acuerdo como fue en su día el Pacto de Toledo en lo referente a las pensiones.

José María Fidalgo declaró el sistema sanitario español no se puede hablar de que esté en "quiebra", sino que es "bueno y barato", pero alertó de que existe el peligro "de que se vaya distorsionando y que no responda a los principios fundacionales".

ALERTAS

Así, se refirió a algunos "pilotos rojos encendidos", como que ha aumentado el número de españoles --seis millones-- con seguros privados con el riesgo de "fragmentación de la asistencia por capas sociales" si a medio plazo el SNS cae en la insuficiencia financiera o que los profesionales sanitarios estén "desmotivados y sobrecargados".

Al respecto, la secretaria general de la Federación de Sanidad y Sectores sociosanitarios de CC.OO., María José Alende, también llamó la atención sobre la necesidad de evitar en España situaciones como las de Francia y Alemana, donde los sistemas sanitarios han tenido que introducir modificaciones y se ha recurrido al copago o a la cofinanciación por tasas.

También mencionó situaciones, como las que se da en los servicios sanitarios de Murcia, Extremadura y Castilla-La Mancha, donde hay "descoordinación" entre el volumen de profesionales y las necesidades hasta el punto de que "no habrá ningún suspenso del MIR porque hay menos profesionales que plazas". Asimismo, denunció que hay comunidades que se hacen con los buenos profesionales sanitarios de otras porque les pagan mejor.

Alende defendió que una revisión del sistema sanitario "requiere de un fuerte consenso y compromiso" de quienes tienen responsabilidad de gestión en el Estado y en las autonomías, al tiempo que concretó que "la primera coincidencia debe darse en el diagnóstico de los problemas" y auguró que, después, también la habrá en la forma de afrontarlos.

Los responsables de CC.OO. insisten en que hay que reflexionar sobre la situación del SNS para comprobar el grado de suficiencia, de solidaridad, de sostenibilidad, de gobernabilidad y de racionalidad del mismo. Manifestaron que al propiciar el debate tratan de "poner a prueba la responsabilidad de los políticos" a la hora de que garanticen que el derecho de atención sanitaria "sea igual en todas las comunidades", tanto en prestaciones como en calidad de las mismas.

SITUACIÓN EN GALICIA

En relación con la situación del sistema sanitario gallego, el secretario general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CC.OO. de Galicia, José Luis Marcos Luaña, recordó que el sindicato ha planteado, en el marco del proceso de diálogo social abierto en la comunidad, que haya "un pacto por la sanidad".

Marcos Luaña señaló que "preocupa" saber si el sistema actual permite garantizar la salud a los ciudadanos y si se caracteriza por "equidad y accesibilidad". Manifestó que los ciudadanos "tienen que estar satisfechos" con el sistema sanitario y apuntó que si muchos recurren a la sanidad privada es "por la inmediatez en la atención" y por evitar las listas de espera.

Por ello, avanzó que CC.OO. de Galicia ofrece a la Xunta su "disposición de colaboración" y expresó la voluntad del sindicato en participar en los procesos de cambio "que hay que abordar" en la comunidad y en el conjunto del Estado para lograr que el sistema sanitario "sea más eficiente"

José Luis Marcos saludó la intención de la Consellería de Sanidade de "reforzar" la Atención Primaria, pero defendió que se vaya "más allá" a través de la gestión unitaria". También advirtió de que la puesta en marcha de la atención a la dependencia no debería condicionar al sistema sanitario.