5 de marzo de 2015

Farmaindustria: tratar la hepatitis C cuesta tanto como 40 kilómetros de AVE

MADRID, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El director general de Farmaindustria, Humberto Arnés, ha asegurado este jueves que España tiene "capacidad absoluta" para financiar los 727 millones que costará tratar la hepatitis C con los nuevos medicamentos orales de última generación, y ha recordado que esta cifra "equivale a pagar 40 kilómetros de AVE".

   "No es un coste exagerado que hace que no puedan ser adquiridos", ha defendido durante su participación en una jornada-debate sobre hepatitis C organizada por el Consejo Social de la Organización Médica Colegial (OMC), en colaboración con la Plataforma de Afectados por la hepatitis C (PLAFHC).

   El representante de la patronal de la industria farmacéutica en España ha reconocido que fijar el precio de los medicamentos es un proceso "difícil y complejo" que depende de diferentes variables, desde lo que cuesta desarrollarlo y las expectativas de retorno a la competencia del mercado y las posibilidades del pagador.

   Y en este sentido, según Arnés, "el Estado español tiene capacidad absoluta para adquirir estos medicamentos", ha insistido.

   Asimismo, ha reconocido que el Gobierno ha actuado "magníficamente bien" durante la negociación al reducir de 3.000 a 727 millones el coste global de tratar a los casi 52.000 pacientes que, según los expertos que han elaborado el Plan Nacional contra la Hepatitis C, deben recibir estos nuevos fármacos.

   "Conseguir los tratamientos a los precios que se han conseguido representa un éxito importante", según ha aseverado, comparando la partida con los 350 millones que el Gobierno ha destinado a fomentar la compra de automóviles mediante el plan PIVE o las "cifras escandalosas" del rescate bancario.

   Asimismo, aunque ha admitido que puede generar "tensiones presupuestarias" para el Sistema Nacional de Salud (SNS) a corto plazo, permite "ahorros muy elevados a medio y largo plazo".

   No obstante, el director general de Farmaindustria ha lamentado que el debate surgido en torno al tratamiento de la hepatitis C haya transcurrido por unos "derroteros emocionales y políticos" que ha afectado "fuertemente" a su sector, del que ha asegurado sentirse "muy orgulloso" ya que su objetivo es "desarrollar medicamentos y salvar vidas".

   "Nosotros siempre tenemos un planteamiento ético y responsable. Claro que hay intereses, pero nuestra línea de responsabilidad es clara e inequívoca", ha defendido.

EXPROPIAR LAS PATENTES, "UNA BARBARIDAD"

   Del mismo modo, ha asegurado que las patentes de los medicamentos innovadores son "el mecanismo más eficaz para promover la innovación en Medicina", ya que permite una "apertura de conocimiento" que "acelera el progreso", de ahí que considere una "barbaridad" que en España se esté planteando la expropiación de las patentes de los medicamentos.

   Por su parte, Martín Sellés, presidente de Laboratorios Janssen, una de las compañías que ha desarrollado uno de estos medicamentos contra la hepatitis C, el simeprevir, ha reconocido que las "críticas generalizadas" que ha sufrido la industria les ha generado "incomodidad".

   No obstante, ha reconocido que en su caso han sido "sensibles" con la situación económica de España ya que acordaron un techo de gasto por el cual la sanidad pública sólo asumirá el coste de los 3.000 primeros tratamientos, que prevén finalizar a finales de marzo o abril. "Y el resto serán gratis", ha defendido.

   Asimismo, Sellés ha reconocido que estos problemas de acceso a estas terapias no han sido exclusivo de España y en otros países como Portugal o Italia no hay todavía aprobado ninguno de estos nuevos fármacos de última generación. "Esto son buenas noticias para los pacientes", ha advertido.