7 de junio de 2012

Farmacéuticos valencianos advierten de que 400 de las 1.200 oficinas están "al límite" y estudian ir a un preconcurso

Piden la intervención de madrid o ser incluídos en el plan de proveedore y advierten de "la mala imagen" que se dará en Europa

Farmacéuticos valencianos advierten de que 400 de las 1.200 oficinas están "al límite" y estudian ir a un preconcurso
EUROPA PRESS

VALENCIA, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Colegio de Farmacéuticos de Valencia, María Teresa Guardiola, ha advertido este jueves que 400 de las 1.200 oficinas de la provincia están en "una situación límite" y que muchas de ellas se han mostrado interesadas en presentar un preconcurso de acreedores ante los impagos del Gobierno valenciano, que este viernes ascenderán a 480 millones de euros. Por ello, exigen soluciones realistas ya como ser incluidos en el pago de proveedores o que el Gobierno central se haga cargo de la deuda.

Guardiola ha realizado este jueves una rueda de prensa para informar del seguimiento del cierre patronal convocado este jueves y viernes ante la deuda del Consell, que en la provincia ha tenido un seguimiento del 98,3 por ciento. En concreto, ha señalado que en los pueblos "no hay ninguna" botica abierta más allá de las de guardia, mientras que en la ciudad sólo han levantado las persianas ocho, situadas en las zonas de mayor concurrencia.

Al respecto, ha reiterado al conseller de Sanidad, Luis Rosado, que el pago de la factura de enero -120 millones de euros para las 2.200 farmacias de la Comunidad Valenciana-, hecho efectivo ayer, aunque se tenía que haber abonado en febrero, "no soluciona el problema", ya que la Generalitat todavía adeuda los meses de febrero, marzo y abril, además de los medicamentos facturados en mayo y junio.

En total, entre deuda facturable y dispensada, la Generalitat debe hoy, a pesar del pago, más de 480 millones de euros a las oficinas de farmacia de la Comunitat ya que dudan que este viernes les abonen los 120 millones correspondientes a febrero.

PLAN DE PAGOS CREÍBLE

Por ello, ha advertido de que si el Consell no presenta un plan de pagos "creíble" los farmacéuticos "no podrán seguir, no podremos comprar ni por tanto dispensar medicamentos porque los distribuidores ya no nos sirven, y habrá problemas de abastecimiento". Así, ha comentado el caso de una farmacia que ha facturado 32 euros en un mes o el de otra que paga intereses superiores al 29,2 por ciento, con el aval de su patrimonio e incluso hipotecando su residencia, para poder seguir adquiriendo medicamentos. "Estamos al borde de la quiebra", ha señalado.

Precisamente, ha alertado de que serán las oficinas de las costas las que serán las más afectadas ya que, ante el gran turismo en julio y agosto que absorbe la Comunitat Valenciana, pueden quedar desabastecidas y sin medicamentos, con lo que se dará "una muy mala imagen a los ciudadanos europeos de que en España no hay dinero". Así, ha comparado que será una imagen similar a la de Grecia donde ya han cerrado la tercera parte y en el resto son los propios ciudadanos los que tienen pagarse sus fármacos. "No queremos llegar a ese extremo", ha recalcado.

Guardiola ha esgrimido que entiende la situación económica por la que atraviesa la Comunitat Valenciana pero ha pedido al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, que busque soluciones, para lo que le ha "tendido la mano". Así, ha puesto el ejemplo de Castilla la Mancha en el que se ha conseguir pagar mes a mes y los retrasos se han hecho frente con el plan de proveedores.

Por su parte, el presidente de la patronal farmacéutica valenciana (Farval), Emilio Monte, ha agregado que es una deuda que "al haberse arrastrado tanto tiempo sobrepasa ya la Comunitat Valenciana", por lo que están "convencidos" de que "la solución tiene que venir de Madrid". "La Administración central se tiene que hacer responsable para que esto salga adelante", ha apuntado.