11 de diciembre de 2012

Farmacéuticos de hospital piden crear consultas en servicios de farmacias para el seguimiento farmacoterapéutico del VIH

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los farmacéuticos de hospital han pedido crear consultas específicas en servicios de farmacias para el seguimiento farmacoterapéutico de pacientes con VIH, según ha mostrado el estudio Andhalusida, puesto en marcha por la Sociedad Española de Farmacia (SEFH) y publicado en el último número su revista 'Farmacia Hospitalaria'.

"Hemos comprobado que los farmacéuticos de hospital demandan mayor formación en VIH y más tiempo asistencial para poder desarrollar actividades de apoyo con el fin de mejorar la adherencia al tratamiento antirretroviral", ha comentado el coordinador del estudio y doctor del servicio de Farmacia del Hospital de Valme (Sevilla), Ramón Morillo.

Concretamente, el estudio, en el que han participado 58 profesionales --médicos, enfermeros y farmacéuticos de hospital-- que trabajan en el cuidado del paciente en tratamiento antirretroviral, pone de manifiesto la necesidad crear consultas específicas en los servicios de Farmacia Hospitalaria para el correcto seguimiento farmacoterapéutico de este tipo de pacientes.

"El proceso actual de atención farmacéutica a este tipo de pacientes necesita ser redefinido y expandido para incluir el diseño, dentro de una práctica asistencial homogénea, de un proceso que facilite la selección de pacientes y priorización de los servicios profesionales del farmacéutico y el tiempo de dedicación a cada tipo de paciente", ha comentado Morillo.

En este sentido, el experto ha recordado que la óptima adherencia, entendida como la capacidad del paciente de implicarse correctamente en la elección, inicio y control de la terapia, que permita mantener el cumplimiento riguroso del mismo, es "fundamental" para alcanzar los objetivos terapéuticos.

"Clásicamente, los factores relacionados con la no adherencia al tratamiento antirretroviral se han clasificado en tres grandes grupos: los relacionados con el propio individuo, con el tratamiento y lo referente al equipo asistencial y el sistema sanitario. Todos estos factores deben ser conocidos y reconocidos por los farmacéuticos de hospital a la hora de conseguir que el paciente alcance un buen nivel de cumplimiento", ha matizado el especialista.

Actualmente, el tratamiento antirretroviral consiste en la utilización de al menos tres fármacos, algo que dificulta su toma, ya que debe realizarse varias veces al día, por un periodo de tiempo indefinido y con efectos adversos. Y es que, según ha explicado Morillo, la calidad de vida del paciente con VIH depende "en gran medida" de la simplificación de los fármacos, cuya finalidad es la supresión de la replicación viral permitiendo restaurar en parte el sistema inmunológico.

La atención al paciente con infección por el VIH se ha convertido, en los últimos años, en una de las áreas más importantes de los servicios de Farmacia Hospitalaria por su gran repercusión asistencial, tanto desde el punto de vista clínico como económico.

Por ello, el doctor Morillo ha destacado el importante papel del farmacéutico de hospital que "tiene en sus manos" el contacto directo con el paciente en el momento de realizar la dispensación, ayudándole a reconocer el riesgo que entraña la aparición de resistencias.

Asimismo, ha proseguido, estos profesionales deben integrarse con el resto del equipo multidisciplinar y valorar el gran coste asociado a la terapia antirretroviral, lo que exige un óptimo control y seguimiento de este tipo de pacientes para lograr la efectividad y eficiencia de los medicamentos.

"Es imprescindible que se implanten en todos los centros hospitalarios estrategias para mejorar la adherencia y mediante una estrecha colaboración entre todos los profesionales sanitarios", ha zanjado Morillo.