8 de julio de 2014

Farjas cree que la biotecnología puede erigirse como "centro" de un nuevo modelo económico

Farjas cree que la biotecnología puede erigirse como "centro" de un nuevo modelo económico
EUROPA PRESS

Está creciendo en tasas superiores al 20 por ciento y ya supone el 7,15 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) español

   SANTANDER, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La secretaria general de Sanidad y Consumo, Pilar Farjas, cree que el sector biotecnológico en España está ya "consolidado" y puede erigirse en "centro" de un nuevo modelo económico, basado en el conocimiento, en investigación, desarrollo e innovación.

   En la inauguración en Santander del curso 'Biotecnología y salud: desde la ciencia y la tecnología al impacto socioeconómico' en el marco de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), Farjas ha defendido que es un sector que debe de ejercer un "papel importante" en la economía española y ser "motor" de una industria que "compita" con el resto del mundo, algo que, a su juicio, ya está ocurriendo.

   De hecho, ha apuntado que ya se ha convertido en un "sector en alza" que está creciendo en tasas superiores al 20 por ciento y que ya supone el 7,15 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) español.

   Así, se ha felicitado por aquellas empresas españolas que han sabido "identificar" la biotecnología como un área, además de conocimiento, de desarrollo empresarial, algo que, a su juicio, es el "reto" que necesita la economía española.

LA INNOVACIÓN COMO "RETO"

   La secretaria general de Sanidad ha afirmado que, en el caso de España, se empiezan ya a recoger "frutos" de 50 años de "esfuerzo", según ha dicho, de instituciones e investigadores, con el desarrollo de productos "innovadores", que en el caso de la salud, están generando un "salto cualitativo" en la terapéutica clínica.

   Ha reconocido que el "reto" es la innovación, a la que --ha dicho-- hay que dedicar los recursos que se están ahorrando con la "gestión más eficaz" que, según ha dicho, se ha implantado. Además, ha incidido en que la investigación que se está realizando se transfiera a la práctica clínica.

   Para Farjas, "no hay duda" de que estos productos que están llegando y llegarán a la terapéutica clínica, serán prescritos por los médicos y usados por los pacientes.

   La secretaria general de Sanidad ha resaltado el trabajo realizado desde el Gobierno central para "agilizar" la realización de estudios y ensayos clínicos, las revisiones de las normativas en estos ámbitos y en "potenciar la transparencia en la investigación" con la creación del registro de ensayos clínicos.

"BASE CIENTÍFICA" Y "VOLUNTAD POLÍTICA"

   En la inauguración del curso, también ha estado presentes los dos codirectores del curso, Emilio Muñoz y Natividad Calvente; el rector de la UIMP, César Nombela, y la presidenta de la Asociación Española de Bioempresas (ASEBIO), Regina Revilla.

   En su intervención, esta última ha destacado el papel que han jugado los poderes públicos en el desarrollo de la biotecnología y ha subrayado la importancia que, a su juicio, tiene que, además de la "base científica" exista en un país la "voluntad política" de situar a este campo como una "prioridad".

   De hecho, ha recordado que ASEBIO nació por iniciativa del Ministerio de Industria y agrupa a empresas, asociaciones, fundaciones, universidades, centros tecnológicos y de investigación que desarrollan sus actividades de manera directa o indirecta en relación con la biotecnología en España.

EL SIGLO DE LA BIOTECNOLOGÍA

   Por su parte, el director del curso, Emilio Muñoz, que es presidente del comité científico de ASEBIO, ha opinado que, desde el último tercio del siglo XX, se vislumbraba que el XXI puede ser el "siglo de la biotecnología" un siglo que, a su juicio, puede ser "de largo alcance".

   Ha explicado cómo desde ese momento Estados Unidos lidera mientras que Europa tiene un papel "ambivalente" de apoyo pero "salpicado de dudas". Además, ha defendido que en España el desarrollo que ha experimentado este campo, desde finales de la década de los 70 y principio de los 80, ha sido "casi milagroso" y cuenta con una comunidad científica de "enorme calidad".

   Al igual que otros de los ponentes, se ha referido a la evolución de la biotecnología tanto desde el peso que ha adquirido en el PIB español, como en el número de trabajadores y de patentes que desarrolla.

   La otra codirectora se ha referido a las "alianzas estratégicas" que debe realizar la biotecnología con otras ciencias para alcanzar un "avance satisfactorio". Para cerrar, César Nombela ha opinado que España tiene "capacidad científica" para ser "mejor" que actualmente en el campo de la biotecnología.