25 de mayo de 2016

La falta de financiación de la sanidad, denominador común para PSOE, Podemos y C's

La falta de financiación de la sanidad, denominador común para PSOE, Podemos y C's
SERVIMEDIA

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

Representantes del PSOE, Podemos y Ciudadanos en materia sanitaria han coincido en la necesidad de aumentar la financiación del Sistema Nacional de Salud (SNS) tras las próximas Elecciones generales del 26 de junio con el objetivo de evitar que la sanidad española "se siga deteriorando".

En el marco del debate político 'Los partidos, ante los nuevos retos sanitarios', organizado por Servimedia, el portavoz socialista José Martínez Olmos ha informado de que en la actualidad el gasto sanitario en España se encuentra en el 5,6 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), "lo que supone casi 3 puntos menos que la media de la Unión Europea".

Ante esta situación, según ha destacado, es necesario concienciar a los futuros responsables de Economía de que "la sanidad es una inversión" ya que "mejora la salud de las personas haciendo que su rendimiento laboral se mantenga", al tiempo que el SNS es "la primera empresa del país con 1,2 millones de trabajadores directa o indirectamente".

Además, ha criticado que la insuficiencia presupuestaria ha llevado a las comunidades a "gestionar su sanidad de manera diferente" unas de otras que ha generado "dificultades" cuando un paciente es atendido fuera de su territorio.

La diputada de Podemos Amparo Botejada, por su parte, ha defendido que los problemas del sector sociosanitario en España "no son de organización de recursos, sino de carencia de los mismos" y por ello propone pasar a un PIB en Sanidad del 7,5 por ciento para equipararnos a otros países del entorno europeo.

Y el Daniel Álvarez Cabo, diputado de Ciudadanos, también ha lamentado que el gasto sanitario sea "inferior al 6 por ciento del PIB es insuficiente" y por ello una de las propuestas de la formación 'naranja' es ir aumentándolo progresivamente.

El responsable del PP José Ignacio Echániz, por su parte, ha avanzado la intención de su partido de impulsar un nuevo sistema de financiación autonómica para dar mayor estabilidad financiera a los sistemas sanitarios regionales con una fórmula "imaginativa, sensata, coherente y responsable" que impida "detraer recursos para otros subsectores de los Presupuestos Generales del Estado que financian otros servicios públicos como la dependencia, la educación o las pensiones".

Además, ha recordado que, aunque la deuda sanitaria actual asciende a 6.000 millones de euros, al inicio de 2012 alcanzaba los 16.000 millones de euros, por lo que ha considerado las cifras actuales una "razonablemente buena noticia".

EL DEBATE DE LA COLABORACIÓN PÚBLICO-PRIVADA

Por otro lado, todos los portavoces han coincidido en que la Sanidad debe ser fundamentalmente pública, si bien han mostrado perspectivas diferentes en relación al papel que puede jugar el sector privado en el sistema sanitario.

Para el portavoz de Ciudadanos, Daniel Álvarez Cabo, aunque la prestación del servicio sanitario debe ser mayoritariamente pública, y así se plantea en el programa electoral de la formación con la propuesta de reducir la concertación, sí están a favor de la creación de alianzas a largo plazo con iniciativas privadas en el ámbito sociosanitario.

Además, también ha admitido la participación privada en la prestación de servicios auxiliares como la seguridad, la limpieza, la lavandería, "siempre y cuando se preste un servicio de calidad y que respete los derechos de los trabajadores".

Por su parte, Echániz (PP) se ha mostrado partidario de las alianzas público-privadas ya que "suponen una forma muy inteligente de sumar todos los recursos de un país y orientarlos todos en una misma dirección".

La representante de Podemos ha rechazado el supuesto de que la gestión privada es más eficiente que la pública y ha argumentado que el problema es que "hasta ahora no se ha nombrado a los gestores de la sanidad por sus habilidades, sino por motivos políticos", ha añadido.

El portavoz socialista, Pepe Martínez Olmos, ha asegurado que su partido es defensor de una sanidad gestionada desde lo público, considerando la prestación de servicio sanitario por entidades privadas, y preferiblemente sin ánimo de lucro, como un servicio meramente complementario.