11 de febrero de 2011

Fallados los Premios Nacionales de Investigación en Medicina del Deporte 2010

OVIEDO, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

Cajastur ha anunciado este viernes el fallo de los premios Nacionales de Investigación en Medicina del Deporte 2010, patrocinados por la entidad financiera. Así, el primer galardón, dotado de 6.000 euros, ha reconocido un trabajo sobre la detección de las transfusiones sanguíneas, elaborado por un grupo de investigadores del Instituto Municipal de Investigación Médica (IMIM-Hospital del Mar) de Barcelona.

El director del Área de Deporte y Salud de la Universidad de Oviedo, y secretario del jurado, Miguel del Valle Soto, ha explicado en rueda de prensa que se trata "del primer método que permite detectar la realización de cualquier tipo de transfusiones", incluidas las sanguíneas, "mediante un simple análisis de orina". Además, la posible incorporación de este protocolo en el control antidopaje significa "un avance muy importante", ha apuntado.

El resto del jurado ha estado integrado por Santiago García Granda, vicerrector de Investigación de la Universidad de Oviedo; José Naranjo Orellana, secretario General de Femede; Nicolás Terrados, de la Unidad Regional de Medicina Deportiva; y Francisco Esparza, de la Universidad Católica San Antonio de Murcia. En esta edición, se han presentado un total de 17 trabajos de investigación.

Del Valle ha anunciado que el segundo premio, de 3.000 euros, "se queda en Asturias", un trabajo sobre los efectos del entrenamiento en personas mayores de 65 años que empezaron a practicar ejercicio físico en su juventud. Esta investigación se realizó a cargo de un grupo de personas pertenecientes al departamento de Morfología y Biología Celular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Oviedo.

El grupo de estudio "tomaba menos medicación y presentaba un perfil mucho más saludable en un múmero importante de marcadores bioquímicos utilizados en geriatría". Los autores concluyen que es necesario incentivar el conocimiento de la medicina del deporte en los servicios de asistencia a la población.

Por último, el tercer trabajo permiado ha sido para 'Entrenamiento de fuerza tradicional contra entrenamiento con estimulación neuromuscular mecánica en plataforma vibratoria en niños con parálisis cerebral', de la Universidad Europea de Madrid, el Hospital Infantil Universitario Niño Jesús de Madrid, y la Universidad Alfonso X El Sabio. El estudio muestra que los niños con parálisis cerebral mejoran su habilidad funcional tras realizar entrenamiento de fuerza y este efecto es aún mayor si se asocia con estimulación neuromuscular, con lo que mejora su calidad de vida.