26 de diciembre de 2014

FADSP valora 2014 como un año de "buenas y malas" noticias para el SNS y destaca las protestas sociales y los recortes

MADRID, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) ha calificado a 2014 como un año de "buenas y malas" noticias para el Sistema Nacional de Salud (SNS), destacando como positivo las movilizaciones sociales y profesionales y, como negativo, los recortes y "privatizaciones".

Además, la organización ha valorado positivamente las dimisiones y ceses de los consejeros de Salud de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández Lasquetty y Javier Rodríguez; así como de la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato; la secretaria general de Sanidad, Pilar Farjas; y la directora general de Salud Pública, Mercedes Vinuesa.

Unas personas que, a su juicio, se habían caracterizado por una "desastrosa gestión y ausencia de criterios sanitarios" y, en el caso de los consejeros madrileños por una "prepotencia y zafiedad que eran incompatibles con sus cargos".

Del mismo modo, la FADSP ha destacado la retirada de los planes de privatización de seis hospitales y 27 centro de salud de Madrid, de cuatro hospitales de Castilla-La Mancha, y de más dos en Extremadura. También, prosigue, la "no aplicación" del paquete de medidas "regresivas" del Real Decreto 16/2012 como los copagos en medicamentos dispensados en las farmacias hospitalarias que, tal y como ha recordado, todas las comunidades "se negaron" a efectuar en "franca rebelión" contra Sanidad.

"NEFASTA E INCOMPETENTE GESTIÓN" DEL ÉBOLA

Ahora bien, pese a lo positivo, la organización ha advertido de que a lo largo del año se han producido "muchas cosas negativas" como, por ejemplo, los copagos farmacéuticos en las recetas o las "exclusiones sanitarias" de los inmigrantes no regularizados y las personas con más de 90 días de estancia en el extranjero.

En este punto, ha lamentado que los resultados de salud de estas exclusiones no hayan sido "evaluados" por los responsables sanitarios, a pesar de que, "probablemente", se hayan producido "importantes problemas de salud" a un "gran" número de personas.

Dicho esto, la FADSP ha calificado de "nefasta e incompetente gestión" la realizada por las autoridades sanitarias en la crisis del ébola, y ha denunciado la continuación de la política de "recortes, deterioro, desmantelamiento y privatización" de la sanidad pública.

"El resultado es una disminución de los trabajadores de la SNS y un aumento de las demoras en espera quirúrgica, pruebas diagnósticas, consultas de especialista y de Atención Primaria. Además, conviene señalar que aunque la política de recortes y privatización alcanza a todas las comunidades, existe mucha diferencia en su aplicación entre las mismas, destacando negativamente los casos de Cataluña, Madrid, Valencia, Galicia, Castilla-La Mancha, Cantabria y Aragón", ha apostillado.

Finalmente, la FADSP ha asegurado que, en el caso del tratamiento de los pacientes con hepatitis C, se ha demostrado "una vez más" la "falta de criterio sanitario" de la política del PP, ya que, a su juicio, se "anteponen" los intereses de las multinacionales farmacéuticas al derecho a la salud de las personas.

"En conclusión, un año de buenas y malas noticias para la sanidad pública de España, donde continúan los recortes y las privatizaciones, si bien se ha demostrado que las movilizaciones sociales y profesionales, si son unitarias y mantenidas en el tiempo, consiguen resultados", ha zanjado la organización.

Para leer más