21 de noviembre de 2014

FADSP critica la "falta de sentido común" del PP al rechazar que el Carlos III vuelva a ser centro de referencia

Cree que hay una probabilidad "elevada" de que la cooperante española esté infectada

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) ha denunciado que el pasado miércoles el Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados rechazara, en la Comisión de Sanidad, una proposición no de ley del Grupo Parlamentario de la Izquierda Plural en la que se instaba al Gobierno a recuperar el Hospital Carlos III de Madrid como Centro de Referencia Nacional en enfermedades infecciosas, tropicales y de carácter epidémico.

Además, en el texto, que fue apoyado por los diputados de CiU y PSOE, se solicitaba al Ejecutivo garantizar la coordinación necesaria con los centros de epidemiología, medicina tropical y microbiología del Instituto de Investigación Carlos III, así como de la Escuela Nacional de Sanidad y su dependencia del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

"Un ejemplo más de la absoluta falta de sentido común de la política sanitaria del PP en este terreno. Nuestro país necesita un centro sanitario de referencia para la atención de este tipo de problemas d salud y en el Hospital Carlos III está el único grupo de profesionales sanitarios con experiencia al respecto, por lo que este centro debe mantenerse abierto para estas funciones", ha aseverado la FADSP.

Y es que, a su entender, "no tiene sentido sanitario, económico ni social" que el centro hospitalario se convierta en uno de media y larga estancia.

POSIBILIDAD "ELEVADA" DE QUE LA COOPERANTE ESTÉ INFECTADA

Dicho esto, la organización ha avisado este viernes de que hay una probabilidad "elevada" de que la cooperante española de Médicos Sin Fronteras (MSF), repatriada a España desde Malí, esté infectada por el virus del ébola.

La cooperante, destinada en Bamako, sufrió en la madrugada del jueves un contacto calificado como de riesgo, ya que se pinchó con una aguja con la que previamente había pinchado a un caso positivo por ébola. No obstante, no presenta ningún síntoma y su repatriación responde a cuestiones preventivas, ha recalcado la ONG.

"Es evidente que se trata de una situación de riesgo, en la que no puede saberse si realmente se ha contagiado de la enfermedad, si no que existe una probabilidad elevada de que haya sucedido, y que lo primero que hay que garantizar es un periodo de cuarentena y observación estricta", ha señalado la organización.

Finalmente, la organización ha destacado la necesidad de que España como el resto de países inviertan en infraestructuras y profesionales en África con el fin de garantizar el "control" de la epidemia y una atención sanitaria "de calidad".