15 de septiembre de 2014

FADSP afirma que el sistema sanitario "se ha fracturado en 17 sistemas independientes que compiten entre sí"

MADRID, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) ha aludido este domingo a las declaraciones del consejero de Sanidad, Javier Rodríguez, que aseguró que no se firmará un convenio para prestar asistencia sanitaria a los castellanomanchegos en Madrid si Castilla-La Mancha no paga por los servicios prestados, asegurando que la sanidad española "se ha fracturado en 17 sistemas independientes que compiten entre sí".

En un comunicado, la FADSP incide en que "trasladar los mecanismos el mercado a las relaciones sanitarias (en los que la salud es una mercancía más, objeto de compra y venta), esta destrozando los mecanismos de colaboración y coordinación que caracterizaban a nuestro sistema sanitario, que se ha fracturado en 17 sistemas independientes que compiten entre sí, como si fueran empresas privadas, por los escasos recursos disponibles".

Así, achaca la culpa de la situación a "las políticas de recorte del presupuesto sanitario, de privatización de servicios y financiación privada" que "han puesto contra las cuerdas a los servicios de salud de la mayor parte de las Comunidades Autónomas, que se encuentran al límite para atender las necesidades asistenciales de sus poblaciones".

En este sentido, han criticado la "incapacidad" de la sanidad manchega de atender a sus pacientes, "desviándolos a la Comunidad de Madrid", una "consecuencia directa de la estrategia neoliberal" de la presidenta manchega, María Dolores de Cospedal, para "desmantelar la Sanidad Pública de la Comunidad Autónoma que administra".

"Una vez más, la cúpula del Partido Popular traslada sus conflictos políticos internos a los Servicios Sanitarios que administra, algo absolutamente inaceptable por las graves consecuencias que tienen para la salud ciudadana", han destacado desde la FADSP.

Por ello, han instado a la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, "a que intervenga en la situación y cumpla con su obligación legal de garantizar la asistencia sanitaria a toda la ciudadanía del Estado en condiciones de suficiencia y equidad", y han concluido criticando la gestión de la ministra.