19 de mayo de 2014

Los fabricantes de cigarrillos electrónicos piden retirar los dispositivos que contengan más de 0,2 gramos de nicotina

Los fabricantes de cigarrillos electrónicos piden retirar los dispositivos que contengan más de 0,2 gramos de nicotina
CEDIDA

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Nacional del Cigarrillo Electrónico (ANCE) ha recomendado a los fabricantes de estos dispositivos que retiren aquellos productos que contengan más de 0,2 gramos de nicotina ya que es el máximo permitido por la Unión Europea.

A pesar de que la Directiva Europea sobre el cigarrillo electrónico no entrará hasta mediados de 2016, esta entidad quiere "adelantarse" a la misma y prepara una guía de autorregulación, en la que trabaja desde comienzos de este año, en la que establece un contenido máximo de nicotina para sus productos.

Como reconoce su presidente, Manuel Muñoz, el compromiso de estas empresas es la "protección del consumidor" y por ello quieren convertirse en "la primera asociación sectorial en Europa que proactivamente va a adelantar estas disposiciones específicas de la Directiva, posicionando a España a la cabeza de Europa en materia de protección del consumidor".

En este sentido, consideran que el límite de 0,2 gramos de nicotina es "seguro" y proponen a sus asociados que en los próximos nueve meses vayan retirando aquellos productos que superen esta limitación.

Para ello, ANCE pondrá a disposición diferentes plataformas de ayuda a través de las cuales se informará y formará a todos ellos, como un buzón informativo en su página web para resolver las dudas que puedan surgir.

Asimismo, se realizarán seminarios y talleres formativos sobre regulación, ayuda para la retirada del producto, asesoramiento sobre nicotina y demás ingredientes del 'e-cig', seguridad, calidad y demás cuestiones susceptibles de ser aclaradas, ampliadas o analizadas para la mejora de los negocios y, por consiguiente, la protección de los consumidores.

De no llevar una transición adecuada, según reconocen, peligran mil empleos directos y 1.500 indirectos, un 20 por ciento del empleo total generado en 2013. "Estaríamos hablando de unas consecuencias trágicas para el sector del cigarrillo electrónico", ha aseverado Muñoz.