2 de noviembre de 2012

El Centro de Salud 'El Progreso' de Badajoz establece un nuevo sistema de consultas "no presenciales"

MÉRIDA, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Centro de Salud 'El Progreso' en Badajoz ha instaurado un sistema de consultas "no presenciales" que tiene por objeto "aliviar" la carga de trabajo administrativo en consulta, así como mejorar la atención del paciente, a quien "se le evita desplazamientos innecesarios y largas esperas".

En una nota de prensa, el Gobierno regional informa de que algunos estudios desvelan que el 18 por ciento de las consultas presenciales diarias en Atención Primaria, es decir, una de cada cinco, "son de tipo burocrático".

"Un porcentaje que se dispara hasta el 35% si se añaden las visitas para conocer los resultados de pruebas complementarias y de control de patologías crónicas", se explica en la nota.

Esta situación, explica, genera un "incremento importante" de la carga de trabajo administrativa en consulta, "que se convierte en una auténtica rémora para los tiempos de espera, disminuyendo la capacidad de los profesionales para atender con eficacia los verdaderos problemas de salud de la población".

La aplicación de este novedoso sistema aporta "varias ventajas", entre las que destacan "la mejora en la gestión del tiempo que el médico dedica al paciente, consiguiendo un incremento de la calidad asistencial y generando un servicio personalizado que favorece la autonomía y la responsabilidad del paciente", añade el comunicado.

CARTERA DE CONSULTAS

Por otro lado, el Ejecutivo autonómico informa de que esta nueva vía de gestión, "por la que ha apostado todo el equipo de profesionales del Centro de Salud 'El Progreso'", procura una "mejor optimización" de los recursos asistenciales.

También destaca que "favorece la mejor organización del trabajo de los profesionales y la diversificación de las actividades del centro en beneficio de los ciudadanos".

El concreto, el Gobierno regional incluye en la cartera del sistema de consultas "no presenciales" aquellas gestiones para resolver demandas administrativas o asistenciales, que se realizan sin que el paciente se desplace físicamente hasta la consulta del médico de familia o el centro de salud.

Se trata de unas consultas que pueden ser originadas por el usuario o cualquier miembro del equipo de salud, y resueltas por el médico, la enfermera o el administrativo, utilizando como canal de comunicación el teléfono, la correspondencia, el correo electrónico o los SMS.

Las actividades contempladas inicialmente incluyen los resultados de citología, los de electrocardiogramas, los de radiología y los de analítica, así como los de espirometría, los resultados mapa y los informes de índole socio-sanitaria, como los certificados de dependencia.

PROTOCOLO PROCEDIMENTAL

Para gestionar de manera efectiva este servicio, los profesionales del centro han elaborado un protocolo procedimental, que define los pasos a seguir en su aplicación.

Concretamente, en el caso de los facultativos, el médico registrará el tipo de actividad no presencial en la base de datos, de modo que marcará 'sí', cuando el resultado de la prueba es normal, y 'no', si por el contrario, es patológico.

Esta base de datos está individualizada por cupo y en ella el facultativo debe registrar, durante el horario de gestión, el resultado del proceso en el historial clínico del paciente. Por su parte, el personal de enfermería accederá a la base de datos, para proceder a la gestión de las Consultas No Presenciales.

Cuando el registro del médico sea 'sí', el enfermero procederá a llamar por teléfono al paciente, para informarle sobre la normalidad de la prueba complementaria.

En el caso de que el registro del médico sea 'no', el administrativo procederá a poner en contacto al paciente y al médico, vía telefónica, para que el facultativo informe de manera directa al usuario y gestione el proceso.

GESTIONES ADMINISTRATIVAS

En cuanto a las gestiones puramente administrativas, tales como recetas de pacientes crónicos, recetas electrónicas, certificados de dependencia, entre otras cuestiones de carácter socio-sanitario, la gestión se realizará de forma análoga.

En el caso de las actividades relacionadas con los informes sociales, será la trabajadora social la encargada de gestionar en la base los procesos que estén relacionados, para todos aquellos pacientes que soliciten y, se encargará de entregar los documentos a los pacientes una vez cumplimentados por los facultativos.

Para el caso de las citologías solicitadas por la matrona, será ésta la encargada de registrar el tipo de actividad no presencial en la 'Base de Datos CNP'. Si el resultado es normal, se comunicará telefónicamente con el paciente, si es patológico, rellenará en la hoja de registro 'no' y el resultado lo dará el facultativo correspondiente.

Si la citología es solicitada por el facultativo, se derivará a administración para que se cite con la matrona, quien registrará la actividad. Cuando la matrona no se encuentre en el centro su actividad será asumida por el personal de enfermería.