13 de marzo de 2008

Una exposición recrea la edad de oro del diseño gráfico holandés del siglo XX

Una exposición recrea la edad de oro del diseño gráfico holandés del siglo XX
EP

MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Carlos de Amberes recrea en una exposición la edad de oro del diseño gráfico holandés del siglo XX, una muestra que reúne la rica tradición artística de entre 1890 y 1990, con la obra de creadores como Jan Toorop, Theo Van Doesburg, Jan Bons, Pieter Brattinga o Wim Crouwel, entre otros. La muestra permanecerá abierta en Madrid desde mañana hasta el próximo 13 de abril.

'La edad de oro del diseño gráfico holandés' sugiere un paralelismo con otra edad de oro holandesa, la de Rembrandt y Vermeer. Ambas tienen en común sus grandes avances y su calidad, pero sobre todo la enorme importancia que otorgaron a la libertad y la tolerancia, tal y como destaca Dingeman Kuilman, director general de Premsela (Plataforma Holandesa para el Diseño y la Moda).

El diseño gráfico holandés es conocido y alabado internacionalmente por su capacidad de innovación y por su influencia. Respaldado por una larga y única tradición artística, es el producto del talento individual de numerosos diseñadores apoyados por un público comprometido y una clientela ilustrada.

Esta exposición ofrece una muestra de esa rica tradición desde 1890, cuando el diseño gráfico entró en un período de gran innovación técnica, hasta 1990.

'ART NOVEAU'

La muestra recrea las obras más destacadas del diseño gráfico holandés del siglo XX. Algunos de los estilos que surgieron en este período fueron el 'Art Nouveau', De Stijl, el Expresionismo, el Constructivismo holandés y el Racionalismo de posguerra.

La exposición la conforman piezas de, entre otros, Jan Toorop, Theo van Doesburg, Bart van der Lek, Piet Swart, Paul Schuitema, Willem Sandberg, Dick Elffers, Jan Bons, Pieter Brattinga, Jan van Toorn y Wim Crouwel.

Los logros individuales y colectivos de estos artistas representan una tradición cultural única. Muchas de las obras, gracias a su originalidad o complejidad, continúan siendo fuente de inspiración para el diseño gráfico actual.