30 de julio de 2015

Expertos en sanidad pública, contrarios a vacunar de la varicela a bebés

MADRID, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS) ha ratificado su posición de defensa del calendario de vacunación vigente en el que la vacuna de la varicela se administra a los niños de 12 años que no han pasado la enfermedad, después de que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y las comunidades autónomas acordaran adelantarla a bebés de 12 meses.

Desde SESPAS, formada por 12 sociedades científicas, han asegurado que "la vacuna a los 12 años permitía la existencia natural de casos de varicela infantil y un reservorio circulante de gérmenes para mantener la revacunación espontánea y mantenida de toda la población, minimizando la existencia de casos en adultos, donde la varicela puede ser más grave".

Este miércoles, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y las comunidades autónomas decidieron recomendar la vacunación contra la varicela entre los 12 y los 15 meses de edad, y una dosis de revacunación entre los 3 y los 4 años, durante el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS). Esta decisión supone un coste estimado de 6 millones de euros durante este año y de 14,5 millones de euros en 2016.

Desde SESPAS han lamentado que se haya tomado la decisión "de manera apresurada", y creen que habría sido mejor "esperar y aplazar la decisión", especialmente en una cuestión tan sensible como las vacunas, en el que se "debe generar confianza en la población".

CONSIDERAN QUE FALTA RESPALDO CIENTÍFICO

SESPAS ha afirmado que el acuerdo que ha tenido lugar en el CISNS no se basa en información científica posterior a la disponible en 2011, cuando se tomó la decisión de recomendar la vacunación a los niños de 12 años que no hubieran pasado la enfermedad. Además, tampoco se han aportado informes de coste-efectividad ni de coste de oportunidad.

De esta forma, el colectivo ha lamentado que se haya perdido "otra oportunidad más de infundir rigor y confianza en las decisiones de salud pública, si se hubiera esperado y propiciado un debate científico sosegado en torno al valor de la vacunación, ventajas, riesgos y costes", a lo que ha añadido que "se ha adoptado una decisión apresurada y que podría responder a intereses ajenos a la salud pública".

Desde SESPAS han destacado un análisis riguroso de los datos poblacionales en el que no se han encontrado diferencias estadísticamente significativas en hospitalizaciones, mortalidad por varicela o herpes zóster entre las Comunidades Autónomas que vacunaban a los niños entre los 15 y los 18 meses y las que vacunan a los 12 años en el período 2005-2013, ni en el período anterior a la vacunación, entre 1994 y 2004, y el posterior, entre 2005 y 2011.

El único efecto de magnitud baja con la vacunación se ha encontrado en la hospitalización por varicela. SESPAS ha afirmado que habría que vacunar a entre 2.478 y 10.847 niños de 0 a 4 años para evitar una hospitalización menos por varicela entre los niños vacunados que entre los no vacunados.

EXIGEN TRANSPARENCIA

SESPAS ha exigido que se cumpla la Ley General de Salud Pública, que establece en el artículo 11 que las administraciones sanitarias exigirán transparencia e imparcialidad a las organizaciones y personas expertas que colaboren en las actuaciones de salud pública, y que debe ser pública la composición de los comités o grupos que evalúen acciones o realicen recomendaciones de salud pública, los procedimientos de selección, la declaración de intereses de los intervinientes, los dictámenes y los documentos.

La asociación ha mostrado su preocupación por una posible "falta de independencia", aunque no renuncia a seguir defendiendo sus posiciones en el debate sobre la vacuna de la varicela, que siempre "estarán próximas a las necesidades colectivas y a la distribución equitativa de los recursos que se consideren científicamente efectivos y económicamente soportables", han señalado.