2 de diciembre de 2014

Expertos internacionales en ciencias de la salud coinciden en los beneficios de los edulcorantes bajos en o sin calorías

MADRID, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

Expertos internacionales en ciencias de la salud han coincidido en los beneficios de los edulcorantes bajos en o sin calorías, en el marco del Congreso de la Asociación Internacional de Edulcorantes (ISA), donde han llegado al consenso de que los edulcorantes bajos en o sin calorías son eficaces.

Al Congreso han acudido un equipo formado por Sigrid Gibson, el profesor James Hill, la profesora Eeva Widström, la profesora Hely Tuorila, la profesora Anne Raben, y el profesor Adam Drewnowski, quien ha afirmado que "todo el trabajo en materia toxicológica y de seguridad realizado por los organismos internacionales ha constatado reiteradamente la seguridad y eficacia de estos productos".

La declaración de consenso sobre los beneficios de los edulcorantes ha sido publicada en el número de diciembre de 2014 del 'Nutrition Bulletin', donde se ha puesto de manifiesto el papel beneficioso que pueden desempeñar los edulcorantes como alternativa dietética o como filosofía de vida.

Las conclusiones de esta declaración vienen a confirmar los resultados positivos de estudios científicos recientes que demuestran que los edulcorantes bajos en o sin calorías no aumentan el apetito ni surten ningún efecto discernible sobre la saciedad y, por ende, tienen la capacidad de potenciar la pérdida de peso utilizándolos, en la vida real, dentro de un programa planificado de pérdida de peso de base conductual.

"El control del peso es una de las razones principales del consumo de edulcorantes bajos en o sin calorías y, según mi opinión, en la actualidad contamos ya con un extraordinario número de estudios que demuestran que los edulcorantes bajos en o sin calorías constituyen herramientas positivas, que no negativas, para el control del peso", ha señalado el profesor James Hill.

Por último, los expertos también han coincidido en que los edulcorantes tienen un efecto beneficioso sobre la insulina y la glucosa postprandial en individuos sanos y en personas diabéticas, además de un efecto positivo sobre la salud dental gracias a su utilización en alimentos, bebidas, pastas de dientes y medicamentos, siempre y cuando el resto de los componentes de estos productos sean también no cariogénicos y no erosivos.