1 de diciembre de 2006

Expertos indican la criopreservación del tejido ovárico a las jóvenes antes de iniciar un tratamiento con quimioterapia

MADRID, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las mujeres jóvenes que vayan a iniciar un tratamiento con quimioterapia deberían informarse de las posibilidades que ofrece la criopreservación del tejido ovárico, según recomendaron los expertos reunidos en el 'II Simposio de Reproducción Asistida de la Fundación Tambre', que se está celebrando en el Palacio de Congresos de Madrid hasta el próximo 2 de diciembre.

Los últimos estudios sobre la congelación de ovocitos y tejido ovárico en España será uno de los temas que se abordarán en este congreso, al que acuden más de 300 expertos en reproducción asistida nacionales e internacionales.

El jefe clínico del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Sant Joan de Déu, el doctor Justo Callejo, explicó que "las actuales terapias de quimioterapia y radioterapia hacen que la esperanza de vida en mujeres jóvenes con cáncer sea muy alta. De hecho, entre el 70 y el 80 por ciento de las mujeres diagnosticadas de esta enfermedad se cura".

"Sin embargo --añadió--, la otra cara de la moneda es que las terapias oncológicas son abrasivas y afectan a las células sanas, en especial a las células germinales, como son los ovarios, por lo que es frecuente que, una vez erradicado el tumor, éstos no tengan capacidad para cumplir sus funciones endocrina y de reproducción, produciendo una menopausia precoz a las pacientes".

Este especialista indicó que existen dos situaciones: la mujer diagnosticada de cáncer con pareja, que podría optar por la criopreservación de embriones, y la mujer sola, que podría dirigirse a la congelación de ovocitos. "Debido a que el acceso a cualquiera de estas técnicas retrasaría el inicio del tratamiento oncológico, se opta, en la mayoría de los casos, por la congelación de tejido ovárico", señaló.

El doctor Callejo explicó que "el proceso de extracción del tejido ovárico es una operación relativamente sencilla. Así, por medio de laparoscopia, se extrae el tejido cortical del ovario, el cual contiene ovocitos en fase de inicio de su proceso de maduración. El tejido obtenido se corta en láminas de menos de un milímetro de grosor, que permiten que el líquido criopreservador se extienda en todas las células, y se conserva a una temperatura de 196º bajo cero en un Banco de Tejidos, donde se puede mantener durante más de 20 años sin perder su efectividad".

El experto explicó que una vez recuperada la paciente, en el momento que desee un embarazo, existen dos posibilidades: reimplantar el tejido en su ubicación original o en otra parte del cuerpo como el abdomen o el brazo y esperar una gestación espontánea o bien someterse a un proceso de fecundación in vitro. "El principal obstáculo de esta técnica está relacionado con la formación de nuevos vasos sanguíneos. Al no conservar las venas ni las arterias, cuando se reinserta el tejido ovárico el organismo pone en marcha un proceso para reconstruir los vasos que dura alrededor de un mes. Esto significa que la evidencia de la recuperación de la función ovárica la tendremos en un plazo de entre cuatro y cinco meses", apuntó el doctor.

Hasta la fecha, con esta técnica se han conseguido dos nacimientos en todo el mundo, en Israel y Bélgica. En España, apenas unas doscientas mujeres que sufren cáncer han decidido congelar su tejido ovárico con vistas al futuro. "En el caso de nuestro hospital --manifestó el doctor Callejo-- las mujeres que tienen tejido ovárico congelado son muy jóvenes (niñas o adolescentes). En este sentido, en nuestro hospital ya se ha realizado el primer trasplante cuyo resultado está funcionando con recuperación de la función ovárica".

Por último, este especialista apuntó otra posibilidad consistente en "congelar tejido ovárico para posteriormente cultivar las células germinales y madurarlas 'in vitro'". "Sin embargo --señaló--, los expertos opinan que ésta necesita de la mejora de las técnicas de cultivo en el laboratorio y, aunque es prometedora, requiere más investigación".