18 de febrero de 2006

Expertos en hipertensión arterial alertan de que más de la mitad de hipertensos incumple el tratamiento farmacológico

VALENCIA, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los expertos reunidos en las 'XV Jornadas de la Comunidad Valenciana sobre Hipertensión Arterial y Riesgo Vascular', que se celebran en la localidad castellonense de Canet d'En Berenguer entre los días 16 y 18 de febrero, alertan de que más del 50 por ciento de los pacientes hipertensos incumple el tratamiento farmacológico prescrito para controlar su enfermedad, según informaron hoy fuentes de la organización.

En este sentido, el presidente de la Sociedad de Farmacia Comunitaria de la Comunidad Valenciana (SFaC-CV), Luis Salar, señaló que tres tipos de incumplimiento farmacológico son "el olvido ocasional, saltarse una toma voluntariamente o el abandono definitivo" y destacó que este último caso "es el más preocupante y resulta muy habitual en hipertensión arterial (HTA)".

"Al tratarse de una patología que no provoca síntomas, el paciente piensa que se encuentra bien y que no es necesario tomar los medicamentos", explicó Salar, quien añadió que "cuando los toma, puede presentar una serie de efectos adversos, que evidentemente no tiene si deja la medicación".

Además, el experto resaltó el riesgo que supone esta práctica, y matizó que las posibles reacciones "son mínimas, sobre todo, si se compara con el beneficio que se obtiene con los fármacos" y aseveró que "es importante insistir a los pacientes que tomándose la medicación, evitan la aparición de complicaciones más graves y se consigue una mejoría en los valores cuando se tomen la tensión".

Para Salar, la información es "básica" para afrontar una patología como la HTA, por lo que consideró que "cuanta más información facilitemos sobre la enfermedad y su medicación, más nos aseguramos de que los pacientes entiendan para qué sirve, cómo debe tomársela y qué efectos puede esperar".

En este sentido, Salar destacó la labor de los farmacéuticos, que no se limita a la dispensación e indicó que, además de facilitar los medicamentos, también se hace "un seguimiento de los pacientes, tanto a través de las tomas de tensión como de la vigilancia farmacológica, y damos consejos", así como "se responde a las dudas en materia de medidas higiénico-dietéticas sobre el control de la HTA", entre las que citó como ejemplo "qué se puede o no comer".

De esta manera, apuntó, "se permite detectar errores de interpretación o incluso una incorrecta automedicación, algo habitual", explicó Salar al tiempo que destacó la importancia de una "correcta coordinación entre médicos y farmacéuticos" para "minimizar el impacto de la HTA".

Por ello, recordó que un grupo de la SFaC-CV, compuesto por Carlos Alonso, Santos Aznar, Vicente Baixauli, Francisco García Cebrián y el propio Salar, está trabajando en la elaboración de un sistema, consensuado con los médicos, que fije "unas determinadas señales de alarma que al ser detectadas en una persona que viene a tomarse la tensión a la farmacia, podremos indicarles si es necesario una visita urgente o simplemente pedir hora para su médico de cabecera", explicó.

El presidente de la SFAC-CV indicó que "este tipo de actuación se realiza en algunas farmacias y de forma esporádica, pero nuestra intención es que se haga de forma habitual y con criterios unificados, consensuados y avalados por sociedades científicas". Los impulsores de este proyecto son la Sociedad Valenciana de HTA y Riesgo Vascular y la SFaC-CV, pero Salar añadió que "está abierto a todas las que quieran sumarse".