17 de marzo de 2014

Expertos avisan de que la reforma del Código Penal supone un "importante retraso" en el tratamiento del paciente mental

MADRID, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

Expertos jurídicos, personal penitenciario y del ámbito sanitario, familiares y pacientes con enfermedad mental han avisado de que el Proyecto de Reforma del Código Penal del Gobierno de Mariano Rajoy va a suponer un "importante retraso" en el tratamiento del paciente mental porque elimina su seguridad jurídica.

Los especialistas se han pronunciado así durante una jornada sobre medidas de seguridad y concepto de peligrosidad, organizada por Fundación Manantial y la Universidad Rey Juan Carlos (URJC).

"Peligrosidad es un concepto del pasado, ya caduco. Hay que valorar otros factores como condición social, ambiente familiar o educativo. Por ello, es una mentira científica asociar enfermedad mental con peligrosidad", ha comentado el jurista y experto en Derecho Administrativo de la Universidad de Alicante, Luis Fernando Barrios.

Por su parte, el magistrado del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria nº 1 de Madrid, Ángel Luis Ortiz, ha asegurado que la nueva normativa vulnera el "principio de igualdad" en el caso de las personas con problemas de salud mental, ya que plantea "un internamiento penitenciario que puede ser indefinido, algo que afecta de manera negativa a la reeducación y reinserción social, principios recogidos en la Constitución".

"Si se aprueba la reforma, a los sujetos inimputables se les aplicará la libertad vigilada como medida de seguridad durante un mínimo de 3 y un máximo de 5 años pese haber cumplido ya la medida de internamiento", ha apostillado el magistrado.

Estas declaraciones han sido corroboradas por el director del Hospital Psiquiátrico Penitenciario de Alicante, Demetrio Monterde, quien ha lamentado que "nadie" les haya consultado sobre la reforma y ha destacado la importancia que tiene las salidas terapéuticas de los pacientes ya que, a su juicio, "son oxígeno y les genera expectativas".

Por último, el presidente de la Fundación Manantial, Francisco Sardina, ha reconocido producirle "malestar" la discriminación hacia las personas con trastorno mental en el Proyecto de reforma del Código Penal. "Más de un 90 por ciento de los casos de peligrosidad en personas con problemas de salud mental son delitos menores, en el ámbito familiar y suelen ser en personas con trastorno no diagnosticado o con escaso seguimiento", ha comentado para zanjar asegurando que "el mejor antídoto para evitar esta situación es una red eficiente de recursos sociosanitarios".