3 de marzo de 2014

Expertos aseguran que los fármacos biosimilares generarán un ahorro en España de 1.500 millones hasta 2020

MADRID, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los medicamentos biosimilares en España generarán un ahorro de 1.500 millones de euros de aquí al año 2020, además de favorecer e incrementar el acceso a los medicamentos biológicos y de fomentar la innovación farmacéutica. Además, este ahorro se podría incrementar a partir de 2020 como consecuencia del ritmo de expiración de las patentes de nuevos productos biológicos.

Así lo han explicado varios expertos internacionales en una reunión organizada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y la Asociación Española de Medicamentos Genéricos (AESEG), en colaboración con la Asociación Europea de Medicamentos Genéricos (EGA, por sus siglas en inglés).

Y es que, según han recordado, los medicamentos biosimilares, que no son medicamentos genéricos y por tanto no deben equipararse mediante su inclusión en el Sistema de Precios de Referencia, ofrecen las "mismas garantías" de calidad, seguridad y eficacia que los productos originales y están garantizados y acreditados por la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) y aprobados por la Comisión Europea.

Asimismo, los expertos reunidos han destacado la necesidad de desarrollar una política de información y formación que "desactive los recelos infundados" sobre los medicamentos biosimilares que se han suscitado entre ciertos actores del mercado y que, a su juicio, ponen trabas a que un mayor número de pacientes pueda acceder a tratamientos biológicos frente a enfermedades graves.

Además, el coordinador del Grupo de Acceso de Biosimilares de la patronal EGA, Paul Greenland, ha recordado que los medicamentos biosimilares no son iguales que los medicamentos genéricos y que, por tanto, existe una "gran diferencia" en su proceso y costes de desarrollo y en cómo son utilizados por los profesionales sanitarios.

"No implementar un sistema de precios y financiación que no tenga en cuenta las características especiales de los medicamentos biosimilares podría tener un grave impacto en la sostenibilidad de la industria, con consecuencias para el Sistema Nacional de Salud (SNS) y para los pacientes en el futuro", ha apostillado.

Por su parte, el profesor del Departamento de Farmacología de la Universidad Autónoma de Barcelona y experto internacional en medicamentos biosimilares, Fernando de Mora, ha comentado que la organización de foros de formación e información desde las administraciones sanitarias debería ser un paso "esencial" para implementar un correcto conocimiento del medicamento biosimilar en España.

Además, ha abogado porque las comunidades autónomas, con el apoyo del Ministerio de Sanidad, promuevan sistemas de incentivación de la prescripción y utilización de los medicamentos biosimilares como una medida imprescindible para alentar la contención del gasto y el acceso de más pacientes a los tratamientos biológicos.

Finalmente, los expertos han explicado que el ritmo de expiración de las patentes de productos biotecnológicos y de crecimiento del mercado permite anticipar que el lanzamiento de los medicamentos biosimilares hasta 2020 podría incrementar el ahorro al Sistema Nacional de Salud (SNS).

"Los medicamentos biosimilares suponen un cambio de paradigma y la administración sanitaria debe promover políticas de información que ayuden a médicos y pacientes a entender el sustento científico que los ampara y garantiza", ha comentado el director general de la patronal AESEG, Ángel Luis Rodríguez de la Cuerda.