23 de junio de 2015

Un experto estadounidense cree que España necesita reformar el sistema sanitario para hacer frente al envejecimiento

MADRID, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

El catedrático de Economía de la Salud y Política Pública de la Universidad de California-Berkeley (Estados Unidos), Richard Scheffler, ha comentado que España necesita reformar su sistema sanitario avanzando hacia un sistema integral y coordinado para afrontar el envejecimiento de la población y reducir así el gasto sanitario.

Y es que, tal y como ha recordado durante una conferencia organizada en la Fundación Ramón Areces con la colaboración de la Universidad Carlos III de Madrid, en el año 2050, más del 35 por ciento de los españoles tendrá más de 65 años, lo que, a su juicio, tiene una "doble" lectura: se vivirá más pero habrá que cuidar a toda esa población.

"Entre 1996 y 2010, a pesar de la crisis, el gasto per cápita en salud aumentaba a un ritmo del 3,5 por ciento anual. A partir del año 2014, la previsión que maneja el Banco Mundial es que ese crecimiento se estabilice en el 0,5 por ciento anual. Pese a todo, según esta institución, España no va a ser capaz de destinar muchos más recursos al presupuesto de Sanidad. Esto es un problema importante a la hora de pensar en política sanitaria. España tiene que ser más eficaz y eficiente en su sistema sanitario", ha destacado.

EJEMPLOS DE SOSTENIBILIDAD

En este sentido, ha puesto distintos modelos como ejemplo de sostenibilidad. Uno de ellos es el Kaiser de Estados Unidos, que lleva funcionando más de 70 años y que atiende en la actualidad a 9,3 millones de pacientes.

"Es una institución sin ánimo de lucro que reinvierte los beneficios que genera en la mejora del sistema y que utiliza un sistema de pago a los profesionales con incentivos variables según la calidad del servicio, la satisfacción del paciente. Parte de su éxito radica en todo lo que invierten en prevención, en promover por ejemplo hábitos saludables, en avisar sobre chequeos, en campañas para reducir el tabaquismo, incluso promoviendo mercados de frutas y verduras frescas", ha explicado.

Asimismo, prosigue, se interesan "mucho" por el tiempo que pierden sus pacientes en los hospitales, integran la farmacia en el propio centro, por lo que es un sistema integral muy bueno en términos de costes, pero que también consigue muy buena satisfacción de los pacientes, que les otorgan las cinco estrellas.

Además, a su entender, otro sistema de gestión de la salud que está ofreciendo muy buenos resultados es el puesto en marcha desde el año 1997 en la Comunidad Valenciana a cargo de Ribera Salud, más conocido como el modelo Alzira. "Aquí ha sido controvertido porque es una alianza público-privada. Como estadounidense, me resulta curioso esto porque en mi país pensamos justo al revés: pensamos que es mejor impulsar las cosas desde la iniciativa privada y que el Estado actúe solo de forma subsidiaria, una vez que haya fracasado esa iniciativa privada. Es una cuestión de ideología", ha reconocido.

El contrato se firmó en 1997 por Ribera Salud para construir un hospital y Scheffler y su equipo estudiaron el periodo hasta 2003, cuando se extendió al sistema de asistencia integrada incorporando el sistema de atención primaria y atendiendo a 240.000 personas en 35 centros de salud.

"Con este modelo se ha demostrado que el gobierno se ahorra un 20% del presupuesto en sanidad. Lo más interesante es ver qué ocurre cuando permites que un sistema integrado cambie la estructura de gestión de la organización. Al trabajar mucho en la prevención, también aumentan los ingresos hospitalarios evitables. España ha sido líder en este campo con el modelo Alzira. Éste no es el único modelo, pero el desarrollo de esos pagos por resultados es algo muy importante si queremos cambiar el sistema asistencial. Y para avanzar en esos cambios también necesitamos más enfermeros y menos médicos", ha concluido.