29 de noviembre de 2006

Un experto destaca la "respuesta satisfactoria" de las terapias biológicas para la psoriasis

A CORUÑA, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Jefe del Servicio de Dermatología del Complejo Hospitalario Juan Canalejo, Eduardo Fonseca Capdevila, destacó hoy la "respuesta satisfactoria" lograda por las llamadas terapias biológicas en casos de psoriasis moderada o grave. Durante la presentación del libro "Terapias biológicas para la psoriasis" en A Coruña, Fonseca Capdevila indicó que existe "un porcentaje importante de pacientes que responden positivamente" a estos tratamientos.

En cualquier caso, el Jefe de Dermatología advirtió de que "nadie debe pensar" que estas terapias "curan definitivamente" la enfermedad, ya que sólo "hace desaparecer las lesiones temporalmente". Fonseca Capdevila recordó que esta inflamación crónica de la piel posee un condicionamiento genético y que, una vez desencadenado el proceso, la enfermedad no tiene una curación definitiva.

El doctor aseguró que estos tratamientos están "diseñados a medida" de cada paciente y éstos deben tener unas determinadas condiciones para iniciar la nueva terapia biológica, que consiste en el "bloqueo de parte de la respuesta inflamatoria producida por la enfermedad".

Además, Fonseca Capdevila señaló que los que sufren psoriasis notan "un deterioro en la calidad de vida" similar al que experimentan aquellos que padecen otras enfermedades "como cáncer o diabetes".

UN MILLÓN EN ESPAÑA

Un millón de personas en España la sufren, lo que representa entre un 2 y un 3% de la población --porcentaje similar en todas las Comunidades Autónomas--, y hasta un 15 ó 20% tienen formas moderadas o graves de la enfermedad.

Las terapias biológicas, cuya indicación sólo puede tener lugar en el hospital, se usa únicamente en casos "de cierta gravedad" y "como última opción", una vez que otros tratamientos no han funcionado de forma correcta. En el Juan Canalejo se han aplicado ya a "14 ó 15 personas".

Cabe destacar el elevado precio de estas terapias, cuyo coste para un tratamiento de 24 semanas asciende aproximadamente a los 6.000 euros, eso sí, prácticamente sufragado por el Sistema Nacional de Salud.