27 de febrero de 2006

Experto del CSIC apuesta por que se legalicen los bancos privados de células de cordón umbilical en España

Asegura que se trata de una "oportunidad histórica" en la rama de la biomedicina para fomentar la investigación en el uso de células

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El doctor Antonio Bernad, del Centro Nacional de Biotecnología del CSIC, se mostró hoy partidario de que se legalicen en España los bancos privados de células de cordón umbilical, y subrayó, en declaraciones a Europa Press, que se trata de una "oportunidad histórica" en la rama de la biomedicina para fomentar la investigación.

Según el doctor Bernad, la aplicación directa de estos trasplantes, hasta ahora, es para determinadas enfermedades cancerosas, relacionadas con el sistema linfohematopoyético de la médula. "Lo que es cierto es que se trata de una muestra no repetible en la vida. Si no se guarda en este momento, luego no se puede recuperar", añadió.

A este respecto, explicó que se están abriendo nuevas vías de investigación, a nivel básico todavía, que pueden pronosticar que este tipo celular que se aisla del cordón umbilical "pueda ser una fuente interesante para nuevas aplicaciones en el futuro".

"Por ahora sólo se pueden utilizar las muestras para el tratamiento de niños o adultos que pesen menos de 50 kilogramos. Se está trabajando, estableciéndose diferentes protocolos, para poder expandir estas células obtenidas de un cordón y que puedan obtenerse un número de células suficientes, de calidad, para que puedan ser utilizadas en adultos de mayor peso. Eso abriría un nuevo abanico de posibilidades que hasta ahora está vetado", señaló.

POLEMICA SOBRE EL ALMACENAMIENTO.

A juicio del doctor Bernad, la polémica se centra en el formato en el que se haga el almacenamiento de estas muestras. Así, afirmó que en la actualidad, en el Sistema Nacional de Salud, sólo se pueden conservar del orden del 10% ó 15% de todos los cordones que se generan.

En este sentido, dijo que hay un excedente del 85% que se podría utilizar mediante otros mecanismos. "Una porción, como hacen en otros países, se puede dedicar a la investigación, y otra a conservación dentro de la actividad de una estructura privada (empresa o fundación)", añadió.

Por ello, defendió la legalización de los bancos privados, cuyo nivel de información considera "realista y adecuado". "Esto es fundamental para legalizar la situación. El nivel de información que debe tener el potencial usuario tiene que ser lo más cercano a la realidad científica", manifestó.

El doctor Bernad indicó a Europa Press que habiendo información y exigiendo a estas iniciativas privadas que tengan un nivel de calidad y transparencia que se adecúen a la legislación, "no debería haber ningún problema para que ese sistema pueda convivir sin afectar al sistema altruista que existe en estos momentos en España".

En su opinión, además, podría aprovecharse la coyuntura para que se firmaran consorcios con este tipo de iniciativas privadas y que parte de los beneficios por el almacenamiento se puedan destinar a fomentar la investigación global en el uso de células madre derivadas del cordón umbilical, "que sería de interés tanto para los usuarios privados como los públicos".

"Lo que tiene que hacer España es seguir un posicionamiento puntero en toda esta rama de la actividad de la biomedicina. Esto es una oportunidad histórica porque, asumiendo la experiencia de cómo han funcionado estos sistemas públicos-privados en otros países, podemos ser originales y plantear nuevas opciones que sean positivas para el conjunto", concluyó.