23 de junio de 2015

Experto alerta de que España podría no está preparada para hacer frente al virus de la viruela

MADRID, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

El virólogo del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa y miembro del Comité Científico asesor de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Viruela, Antonio Alcamí, cree que España puede encontrarse con un "problema" si no cuenta con vacunas suficientes contra la viruela, en caso de un ataque bioterrorista o de tener que hacer frente a un brote.

"Ese es un problema porque la capacidad de producir vacunas es limitada, hay pocas empresas que lo hacen. Si ahora mismo surgiera el virus habría un problema de conseguir dosis suficientes de vacunas para la población", afirma.

El experto asegura que "si este virus volviera a aparecer se extendería de una forma más rápida porque hay gente que no tiene inmunidad protectora contra el virus, no está vacunada. Y ahora hay mucho más tránsito de personas de un país a otro. Si apareciera un brote en Estados Unidos lo tendríamos en Europa en días".

Casi todos los países tienen protocolos de seguridad para reaccionar ante un eventual ataque bioterrorista. Ese plan de choque incluiría según Alcamí "un plan de gestión del personal sanitario y de seguridad para contener primero a las personas que estén infectadas".

"Lo primero es parar la transmisión del virus de la viruela, en segundo lugar tener suficiente número de vacunas para vacunar a la gente que está alrededor de las personas infectadas y en tercer lugar contar con antivirales que se están produciendo y son bastante buenos y si una persona está infectada podemos curar la enfermedad", añade.

Por su parte, Mariano Esteban, jefe de Poxvirus y vacunas del Centro Nacional de Biotecnología y científico asesor de la OMS en viruela ha señalado que "las vacunas que disponemos no son de última generación, éstas sabemos que son muy seguras y queremos evitar efectos secundarios o en aquella población más susceptible como niños, personas mayores, personas que tienen algún tipo de inmunosupresión o en tratamientos determinados".

La viruela ha sido una de las enfermedades más devastadoras que ha sufrido la humanidad. Sólo en el siglo XX provocó la muerte de unos 300 millones de personas. Su contagio por vía aérea y por contacto directo provocó un índice de mortalidad del 30%. Una campaña de vacunación promovida por la Organización Mundial de la Salud hizo que la viruela quedara erradicada en 1980. Las dos únicas muestras del virus se encuentran en dos centros de Alta Seguridad Biológica en Estados Unidos y Rusia, lo que permite la investigación de nuevas vacunas y tratamientos antivirales.