21 de enero de 2009

Un experto advierte de que la gripe en la infancia es "puerta de entrada" de infecciones para los mayores

Un experto advierte de que la gripe en la infancia es "puerta de entrada" de infecciones para los mayores
EP

BILBAO, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

El miembro del Servicio de Epidemiología del Hospital de Basurto (Vizcaya) Víctor Bustamante alertó hoy de que la gripe en la infancia se ha convertido en "la puerta de entrada" de esta afección y de otras infecciones víricas en personas mayores debido a "los cambios de hábitos de vida".

Bustamante participará esta tarde en la iniciativa divulgativa 'Encuentros con la salud' promovida por la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao y la Facultad de Medicina y odontología de la Universidad del País vasco (UPV-EHU) y celebrada en la Biblioteca de Bidebarrieta de Bilbao.

El experto señala que "el contacto permanente de nietos y abuelos, propiciado por la estrechez de horarios de los progenitores, incrementa el riesgo de un salto de patologías víricas de la infancia a la senectud".

Según Bustamante, "es un hecho epidemiológico contrastado que las epidemias víricas llegan a la sociedad a través de los más pequeños". En función de los datos aportados por este especialista, aproximadamente en el 65 por ciento de los casos es el niño quien introduce el virus en su entorno.

Un estudio basado en la observación concluye en que "dos o tres semanas después de la incubación, la enfermedad respiratoria pega el salto a los adultos, sobre todo en lo que se refiere a las patologías respiratorias".

Además, advirtió de la importancia de este aspecto y recuerda que "los índices de morbilidad y mortalidad de las personas de la tercera edad que presentan problemas respiratorios son significativos". De esta manera, una epidemia de gripe en la infancia, que se resuelve con un tratamiento convencional, puede convertirse en "un problema de salud mayúsculo".

Al grupo de riesgo de las personas mayores, se suma también el de los enfermos crónicos, "un tipo de pacientes también sensibilizado ante esta epidemia".

En este contexto, Bustamante recordó que la relevancia de la prevención como "el remedio más eficaz para evitar la propagación del virus". La vacunación de los grupos de riesgo --personas con una enfermedad crónica y mayores de 65 años-- se considera "la vía más recomendable".

"Conviene recordar --puntualizó-- que a los problemas respiratorios se suman, de modo habitual, las dificultades cardiacas de las personas de edad avanzada, lo que extrema el riesgo. El aumento de mortalidad en esta población que se observa en las fechas invernales tiene que ver con el asalto por los virus respiratorios".

Por ello, este experto recomienda "una intensa campaña de vigilancia epidemiológica que acentúe la eficacia del tipo de vacuna". Según indica, las epidemias de gripe suelen comenzar en Asia y "recorren Europa en descenso, de norte a sur, lo que incrementa el tiempo de margen de reacción de los países de la órbita mediterránea".

Entre otras cosas, agravan la situación las bajas temperaturas del invierno, si bien el especialista del hospital de Basurto estima que "la virulencia del virus este año no es mayor que la de cursos precedentes". "Ocurre, eso sí, que el frío agrava las posibles complicaciones y eleva el índice de morbilidad y mortalidad de la enfermedad y la aparición de neumonías", precisa.

Las gripes y catarros afectan de manera directa a complicaciones anteriores y, "en no pocas ocasiones", subrayó, se incrementan los infartos de miocardio, derrames cerebrales y embolias. Además, las enfermedades cardiovasculares se resienten "de manera significativa" en caso de asociarse a dificultades respiratorias. "Es cierto que cada año hay pacientes que mueren directamente de gripe, pero son muchos más los que, con otras enfermedades, fallecen con ella", concluyó Bustamante.