2 de julio de 2015

Experta dice que el inglés médico es una vía para que España tenga un papel destacado en la comunidad médica mundial

MADRID, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

La directora de 'Spanish Doctors', el curso de medicina en inglés avalado por la Fundación para la Formación de la Organización Médica Colegial (FFOMC), Isabel García Gimeno, ha asegurado que el inglés médico es una vía para que España tenga un papel destacado en la comunidad médica mundial.

A su juicio, entender y escribir correctamente el inglés médico posibilitará que España tenga un papel destacado en la comunidad médica mundial, ya que sólo de esta manera los médicos españoles podrán nutrirse de la literatura científica y la docencia internacional, asistiendo a cursos en el extranjero y aprendiendo de los "mejores maestros", aportar a la ciencia publicando en inglés, intercambiar ideas en congresos y debatir con profesionales de otros países, y participar en sociedades científicas internacionales como miembros activos y directivos.

"Para participar en una sociedad científica internacional, hay que dominar el inglés oral. Por un lado, entenderlo que, aunque parezca relativamente sencillo, no lo es tanto y pocos médicos lo hacen al 100 por ciento. Y por otro, hablarlo a un nivel que, si bien no tiene que ser tan alto como para la docencia, debe ser suficiente para ser efectivos", ha explicado García Gimeno.

De hecho, los médicos españoles cada vez pasan más tiempo en el extranjero, aprenden de la práctica médica o investigadora de otros países y colaboran en proyectos internacionales. Además, en esas estancias internacionales el médico español aprende, pero también puede enseñar y hacer de embajador de la Medicina española.

"Es por ello que debe tener un alto nivel de inglés médico, ya que estas estancias deben ser cada vez con más frecuencia un componente habitual del desarrollo profesional de los médicos españoles", ha recalcado García Gimeno.

MÉDICOS EMIGRANTES

Por otro lado, el inglés médico también se convierte en fundamental para ejercer la profesión en el extranjero. En este sentido, la experta ha comentado que la tasa de facultativos españoles que cruzan la frontera para ejercer fuera va en aumento para paliar la situación de precariedad y desempleo del colectivo médico en España.

De hecho, la Oficina de Promoción de Empleo Médico (OPEM), puesta en marcha a principios de 2014 bajo el paraguas de la Fundación para la Protección Social de la OMC, ha gestionado ya más de 1.700 ofertas de trabajo a las que se han presentado 350 facultativos, de los cuales, 35 han obtenido un puesto de trabajo y un futuro laboral en el extranjero en condiciones garantizadas por la OPEM.

En estos momentos, la OPEM cuenta con una oferta de casi 400 empleos médicos por todo el mundo. Entre los países más demandantes de médicos españoles, están el Reino Unido e Irlanda, junto con Dinamarca, Dubai, Arabia Saudí, Luxemburgo, Alemania, Francia e Italia.

"Para acceder a estos puestos de trabajo, el nivel de inglés de los médicos debe ser alto en todos los apartados: deben entenderlo, hablarlo y escribirlo, pero además hay que añadir un sublenguaje para el que es difícil prepararse, el inglés de los pacientes", ha avisado.

Ahora bien, ha asegurado que España se podría convertir en la Houston de Europa, y eso sí que sería tener presencia internacional, aunque ha recalcado que la responsabilidad de ver pacientes que no hablan español es "exigente". Por lo general serán anglohablantes o se usa el inglés como lengua común, y ésta se utiliza no sólo con los pacientes sino con los profesionales de origen que los atienden antes y después del tratamiento", ha zanjado.