27 de julio de 2015

Los españoles consumen la mitad de las frutas y verduras recomendadas

El doctor Javier Aranceta dirige esta semana en Laredo el Curso de Verano 'Actualización en salud y nutrición'

Los españoles consumen la mitad de las frutas y verduras recomendadas
DANIEL LINARES/FLICKR

LAREDO, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El profesor de la Universidad de Navarra y presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), Javier Aranceta Bartrina, ha asegurado que en España "urge" mejorar la actividad física y, desde el punto de vista alimentario, "aumentar un poquito el consumo de frutas y verduras" porque "estamos a la mitad de las recomendaciones" saludables.

Así se pronunció minutos antes de la inauguración del Curso de Verano de la Universidad de Cantabria (UC) 'Actualización en salud y nutrición', que se celebra esta semana en la sede de Laredo y en el que participan más de una treintena de alumnos, en su mayoría estudiantes o profesionales del área de Ciencias de la Salud.

El doctor Aranceta, que también dirige el seminario, destacó la necesidad de caminar al menos "10.000 pasos al día", contabilizados con un podómetro, un aparato "que vale un par de euros", porque "el principal problema que tenemos en España es el sedentarismo" y "hay que moverse más para comer mejor" y así evitar "tiranía" con la comida que ingerimos.

"Nos podemos mover dentro de las recomendaciones alimentarias de una dieta equilibrada y variada pero tampoco hay que estar a régimen toda la vida; de vez en cuando nos podemos dar un homenaje", añadió.

El experto en Nutrición Comunitaria, Nutrición y Salud Pública también señaló que "en los últimos años no ha habido una mejora en las pautas de alimentación" y que hoy en día es el tiempo en que más programas gastronómicos hay en la televisión, y sin embargo, "en el que menos se cocina". "Es muy bonito el espectáculo de cómo lo hacen otros, pero luego nos justificamos con que las recetas no nos salen", apostilló Aranceta.

En este sentido, afirmó que en España hay "una gran cultura" alimentaria pero que "no lo trasladamos a la vida real". "Tenemos cubierta la primera fase, que es el conocimiento, pero nos falta la siguiente, que es la motivación. No lo consideramos una prioridad y nos falta ese punto de responsabilidad", concluyó el experto.

Asimismo, en cuanto al impacto de las redes sociales en la información alimentaria, el experto manifestó que, a su juicio, "en la red hay mucho ruido" y "muchas veces el usuario lee cosas que pueden distorsionar su criterio", como es el caso de las páginas que "dan estrategias para comer menos e incitan la anorexia", por lo que destacó la necesidad de "visitar siempre páginas acreditadas".

OBESIDAD INFANTIL

Por otra parte, la presidenta de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria, María Carmen Pérez Rodrigo afirmó, minutos antes de su ponencia 'Educación nutricional: técnicas de actualización', que en los últimos 20 años la obesidad infantil "ha aumentado mucho" y que "especialmente preocupa" por el ritmo al que ha crecido y porque "un niño que ha experimentado un exceso de peso en la infancia, tiene muchas posibilidades de ser un adulto obeso que padezca complicaciones metabólicas".

No obstante, la experta matizó que "los datos más recientes dicen que tiende a estabilizarse, pero no es una tendencia que se dé por igual en todos los grupos sociales", y es que, a su juicio, "la brecha social" entre las familias más acomodadas y "las más desfavorecidas" ha aumentado y "no podemos despistarnos".

El menú de los más pequeños, explicó Pérez, debe ser "variado" y "contener de todo pero en las proporciones adecuadas". "No es lo mismo un niño más pequeñito que uno más mayor, la cantidad debe ser adecuada a la edad y al crecimiento. Debemos variarla según van creciendo", apostilló.

Los alimentos imprescindibles que debe contener la dieta de los niños son "cinco raciones de fruta y verdura al día; tres o cuatro de lácteos; y en cuanto a los alimentos proteicos, -en las carnes, preferiblemente pollo, pavo o conejo- alternar dos porciones cada día; y dos o tres de pescado a la semana. Todo ello complementado con pequeñas raciones de pan, cereales, arroz y pasta."

Igualmente, Pérez destacó la importancia de abordar la alimentación como materia educativa entre los niños en edad escolar, a pesar de que "en este momento se tratan más contenidos que nunca". El problema, según matizó, es el enfoque: "no solamente hay que hablar de la Vitamina C, se trata de ayudar a los más jóvenes para que adquieran competencias que les ayude a ser consumidores responsables y a preparar su propia dieta", insistió la experta.