30 de junio de 2006

España es el tercer país europeo en colocación de implantes dentales, con cerca de 300.000 cada año

MADRID, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

España es el tercer país de Europa, tras Alemania e Italia, en la realización de implantes dentales, con casi 300.000 unidades colocadas cada año, según se puso de manifiesto en el congreso europeo de periodoncia Europerio5, que reúne hasta el sábado en Madrid a casi seis mil dentistas de 85 países. El año pasado se colocaron el año pasado casi dos millones de implantes y se espera que en 2008 la cifra se acerque a los tres millones.

El vicepresidente de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA), Julio Galván, explicó a Europa Press que la implantología dental, después de 25 años de aplicación clínica, "ha cambiado la vida de los pacientes". "Cuando antes no había salida en una evolución fatal de un diente había que recurrir a un sistema de prótesis; ahora, con una predictibilidad por encima del 98 por ciento de los casos, se puede rehabilitar la ausencia de dientes y devolver al paciente la salud, la estética y la confianza en sí mismo", destacó.

Galván insistió en que la fiabilidad de los tratamientos es prácticamente total, incluso en circunstancias difíciles gracias a técnicas de regeneración de hueso y tejidos blandos en casos de encías resumidas. "Es difícil encontrar una técnica quirúrgica en la que puedan obtenerse esos resultados", subrayó.

En cuanto al coste del tratamiento, señaló que "es barato" si se compara con cualquier otro tratamiento médico en el que haya que instalar una prótesis. "El coste se diluye en el paso del tiempo", dijo y añadió que "los implantes en boca pueden durar toda la vida si no surgen complicaciones inesperadas".

UNO DE CADA DOS ADULTOS

Por su parte, el presidente de la SEPA, Blas Noguerol, explicó que las enfermedades periodontales o de la encía son las patologías de la boca que afectan más a la población, en concreto, a uno de cada dos adultos. Según este experto, su gran trascendencia estriba en que "en ausencia de tratamiento, conducen a la pérdida de los dientes y provocan una gran secuela para el paciente en todos los sentidos". Sus dos formas principales son la gingivitis o afectación leve, que abarca a la práctica totalidad de la población, y la periodontitis o piorrea, que afecta a uno de cada dos adultos. Si no se trata adecuadamente, puede conducir a la pérdida del diente.

Además de la pérdida de la pieza, hay evidencia científica de que las enfermedades periodontales no tratadas "pueden ayudar a producir patologías de la envergadura del infarto de miocardio, los accidentes cerebrovasculares, recién nacidos de bajo peso en embarazadas o pueden agravar la evolución de una diabetes", según el doctor Noguerol.

Frente a esta situación, destacó que existen tratamientos muy predecibles desde el punto científico para detener las enfermedades periodontales y existen sistemas para regenerar el tejido perdido "que pueden parecer de ciencia ficción", de forma que los dientes se pueden reponer "en unas condiciones prácticamente idénticas" a las piezas perdidas.

En este sentido, el doctor Mariano Sanz, presidente del comité organizador del congreso, subrayó que "de nada sirve tener implantes si no tenemos tejido para implantarlos". "El desarrollo de prótesis muy sofisticadas debe ir en paralelo con la reconstrucción de tejido que se ha perdido en las infecciones bucales", señaló.

Según este experto, donde más se está avanzando en este terreno es en bioingeniería tisular. En concreto, en el desarrollo de matrices artificiales que puedan aportar factores de crecimiento y que se puedan implantar en zonas de defectos de hueso.

Otro aspecto novedoso, según Sanz, es el desarrollo de matrices de tejido en el laboratorio. "Se toma una pequeña muestra de encía que se cultiva en el laboratorio y se generan matrices de tejido que se pueden implantar. Para ello se requieren células con capacidad de diferenciación que puedan implantarse en los maxilares", explicó. Entre otras cosas, se presentarán implantes dentales cuya superficie está bañada por factores biológicos que se liberan y van reconstruyendo el hueso, lo que permite que se estabilicen más rápido, dijo.

En el congreso, que se reúne cada tres años en una ciudad europea, participarán 175 conferenciantes de 20 países y se presentarán 700 comunicaciones con las últimas investigaciones y novedades tecnológicas y terapéuticas sobre las infecciones periodontales y su relación con otras enfermedades, nuevas técnicas quirúrgicas para reconstruir tejidos bucales e implantes dentales de última generación.