19 de febrero de 2012

España sólo recupera a tres donantes de médula apuntados en el registro "ilegal" de DKMS

MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Organización Nacional de Trasplantes (ONT) y el Principado de Asturias sólo han conseguido que tres donantes de médula ósea pertenecientes al registro que la empresa alemana DKMS creó de forma "ilegal" en España hayan pasado al Registro Español de Donantes de Médula (REDMO), el único autorizado en nuestro país.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) de Oviedo, centro al que hace un mes se le encargó la tarea de asesorar a las 1.024 personas que "de buena fe" se habían incorporado a la base de datos de DKMS-España sobre la conveniencia de que se diesen de alta en el REDMO, gestionado por la Fundación Josep Carreras.

La creación de este registro con ciudadanos españoles se hizo a espaldas de las autoridades sanitarias españolas. Además, su inclusión en la red mundial de donantes de médula (BMDW, en sus siglas en inglés) hace que estos donantes estén a disposición de cualquier país que, en caso detectar compatibilidad genética con uno de sus pacientes, tendría que asumir los precios fijados por DKMS para la extracción de la médula, unos 6.000 euros más caros que los que ofrece el REDMO.

La mayoría de los ciudadanos que se registraron en el registro DKMS-España procedían de Avilés, donde la empresa alemana había organizado en octubre un acto para encontrar un donante de médula para Hugo, un vecino de dicha localidad asturiana que padece leucemia.

Después de que el pasado mes de enero la ONT denunciase las actividades "ilegales" que estaba llevando a cabo esta empresa en España, el Servicio de Inmunología del HUCA puso un teléfono de contacto (985 10 61 30) a disposición de estos donantes que, sin embargo, "apenas ha sido utilizado".

"O no se han creído las advertencias que ha hecho la ONT sobre esta empresa, o pasan de todo", reconocen fuentes de este hospital, sorprendidas por el número tan bajo de peticiones para darse de alta en el único registro legal en España. "Esperamos que entre un 10 y 20 por ciento de quienes se inscribieron en el registro alemán se pongan en contacto con nosotros, no más, aunque de momento ni siquiera estos lo han hecho", lamentan.

El motivo de este desinterés, según alegan las mismas fuentes, puede ser el hecho de que cuando se registraron como donantes lo hacían en favor de una persona concreta, Hugo, "al que ya saben que no van a poder ayudar", ya que ninguno de estos donantes ha resultado histocompatible con él.

Por ello, "ahora ya les da igual en qué registro estén", explican desde el HUCA. Se estima que sólo un 20 por ciento de las personas que se apuntan a una campaña masiva de donantes de médula en favor de un paciente concreto acaba ayudando a un tercero. Además, añaden, "las posibilidades de que te llamen son bajísimas".