4 de enero de 2006

España logra superar su récord registrando una tasa de 35,1 donantes de órganos por millón, la más alta del mundo

España logra superar su récord registrando una tasa de 35,1 donantes de órganos por millón, la más alta del mundo

MADRID, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

La donación de órganos en España ha vuelto a superar su récord, registrando un total de 1.548 donantes en 2005, con un incremento del 3,5 por ciento con respecto al año anterior, lo que supone una tasa de 35,1 donantes por millón de habitantes, la más alta de todo el mundo. Asimismo, las negativas familiares también se sitúan en mínimos históricos, limitándose al 16,1 por ciento, según informó hoy en rueda de prensa la ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado.

En concreto, el mayor número de donaciones se registró entre las personas mayores, siendo el 18,2 por ciento los donantes con más de 70 años, y el 38 por ciento mayor de 60 años, grupo que ha experimentado el mayor aumento en cinco años. "Esta situación es lógica, ya que refleja la radiografía de la población española", indicó el coordinador de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Rafael Matesanz (en la imagen), quien recordó que "se ha llegado a trasplantar un hígado de hasta 93 años".

Además, se ha incrementado casi en un punto el número de donantes de nacionalidad extranjera, hasta un 5,5 por ciento del total en 2005. Respecto a las acusas de fallecimiento de los donantes la principal causa sigue siendo el accidente cerebrovascular, que provocó el 61,5 por ciento de los casos en el año 2005.

Según Salgado, estos datos ponen de manifiesto la solidaridad de la población española que, junto con un buen sistema organizativo y los equipos necesarios, han conducido a España a mantener el liderazgo en este ámbito. En concreto, las tasas de donaciones triplican a las cifras registradas en Alemania, y Reino Unido, y están once puntos por encima de Estados Unidos, dijo.

Respecto al descenso en el número de negativas familiares, Matesanz explicó que se están llevando a cabo programas específicos, a través de cursos de preparación de profesionales de los centros hospitalarios para que logren convencer a las familias, sobre todo insistiendo en las autonomías en las que se tiene un menor índice.

Además, se mantiene un contacto permanente con jueces, forenses, etcétera, ya que "no hay una solución mágica".

POR COMUNIDADES AUTÓNOMAS

Por comunidades autónomas, Baleares ha sido la que ha obtenido un mayor índice en la tasa de donaciones (con 46,9 donantes por millón de habitantes), seguida de Asturias, Canarias, y País Vasco, que superan lo 40 donantes por millón. Por contra, las autonomías con un menor índice fueron Castilla La Mancha (19,6), Extremadura (25), Murcia (28,4) y Galicia (29).

Asimismo, La Rioja, Canarias, Aragón, Castilla y León, Extremadura, y Madrid registraron los mayores crecimientos en términos porcentuales respecto al año pasado.

LISTAS DE ESPERA

En la actualidad, en torno a 5.000 enfermos se mantienen en las listas de espera para recibir un trasplante, siendo la mayoría afectados con problemas renales (unas 4.230 personas). No obstante, Matesanz destacó el descenso en el número de pacientes que espera un trasplante hepático (de 701 a 608), pulmonar (de 145 a 127) y cardiaco (de 111 a 85), en los que los tiempos medios de espera también se han reducido. El mayor índice de pacientes que espera un trasplante

En cualquier caso, el coordinador de la ONT señaló que se trata de un "proceso dinámico", y precisó que las cifras de donación de órganos han permitido que la actividad trasplantadora se incremente un 4 por ciento, en 2005, con un aumento significativo de la donación renal de vivo, que ha pasado de 61 a 85 trasplantes en un año. En concreto, se han efectuado 2.197 trasplantes renales, 1.070 hepáticos, 287 cardiacos, 167 pulmonares, 96 de páncreas y 12 de intestino.

TRASPLANTE DE CARA

En cuanto a la intervención parcial de cara que realizó un equipo médico francés, Matesanz pidió prudencia, ya que hay que analizar las consecuencias y posibilidades de esta operación, que explicó que técnicamente es similar al trasplante de antebrazo, del cual ya se han hecho unas 30 intervenciones en todo el mundo, y especialmente no es complicada. "Si estos casos realmente funcionan no veo ninguna razón para negar este tipo de trasplantes, aunque hay que esperar a ver si no se rechaza, y se tendría que introducir en el armamentario terapéutico", dijo.

En cuanto a los problemas psicológicos que podrían sufrir los pacientes tras la operación el coordinador de la OMT indicó que son "más de novela", ya que consideró que "evidentemente es mucho peor para una persona tener toda la cara destrozada que modificadas sus facciones".