28 de mayo de 2014

La escasez de recursos humanos, principal preocupación de las enfermeras españolas

MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

La escasez de recursos humanos existente en la actualidad en los centros sanitarios en España, con su consiguiente repercusión en la atención que se ofrece a los ciudadanos, constituye la principal preocupación de los profesionales de Enfermería españoles, según concluye el un nuevo informe del Barómetro Enfermero.

Otros asuntos que preocupan a los profesionales de Enfermería son, por orden de importancia: la pérdida de derechos como profesionales; la escasez de recursos materiales para poder desempeñar su trabajo en las condiciones adecuadas; ofrecer la atención sanitaria que les gustaría; la inestabilidad laboral que sufren y que ha aumentado desde hace unos años; la falta de autonomía en su trabajo del día a día; y la desinformación, incertidumbre o falta de apoyo a nivel profesional.

El informe, realizado por el sindicato de enfermería SATSE, tiene como objetivo dar a conocer cuáles son los problemas o situaciones que preocupan más, en estos momentos, a estos profesionales. El Barómetro Enfermero volverá a preguntar por los asuntos que más preocupan a los profesionales de enfermería españoles en una nueva oleada que se realizará en el próximo mes de octubre.

"Su objetivo es analizar el estado de opinión de la Enfermería española de forma periódica, tanto sobre cuestiones propias de la profesión como sobre otros asuntos de interés sanitario, para tener claro los aspectos en los que hay que incidir ante las administraciones públicas de cara a mejorar la situación del colectivo y el sistema sanitario en su conjunto", afirman desde SATSE.

PLANTILLAS INFRADIMENSIONADAS

Respecto a la escasez de recursos humanos, SATSE considera que desde siempre las plantillas de Enfermería han estado infradimensionadas en los centros, "pero esta situación se ha visto agravada en los últimos años por las medidas de recorte impuestas desde las diferentes administraciones públicas (despidos, no renovaciones de contratos, no cobertura de vacaciones, bajas o cualquier otra incidencia) a consecuencia de la crisis".

La organización sindical recuerda que España no sólo es el último país europeo, junto a Polonia, en número de enfermeras por 1.000 habitantes, sino que la tendencia, en lugar de mejorar, está empeorando, con un descenso de 5,5 profesionales por 1.000 habitantes a 5,3 entre 2011 y 2012, según refleja el último informe de la OCDE. La media europea supera los 9 profesionales por 1.000 habitantes.

Para leer más