31 de octubre de 2006

La equiparación de sexos repercute en la salud de la mujer

La equiparación de sexos repercute en la salud de la mujer

MADRID, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los cambios en los modos de vida en referencia a la equiparación de sexos, están repercutiendo en un empeoramiento general de la salud de la mujer, según se desprende del I Informe sobre Salud de la Mujer en España, elaborado por la Fundación Gaspar Casal en colaboración con el Forum Sanofi-Aventis, presentado hoy en Madrid.

El director del informe y miembro de la fundación Gaspar Casal, Juan del LLano, manifestó que "en los últimos años, el proceso de transición por el que están atravesando las mujeres en la equiparación de géneros, no está resultando exenta de costes en términos de empeoramiento general de salud. Es por ello que a pesar de que la mujer enferma mas tarde y sobrevive mas tiempo, no debe bajar la guardia de cara a preservar su salud".

Se refiere Llano a la incorporación de la mujer en las dos últimas décadas a hábitos perniciosos para la salud. Aunque fuma menos que el hombre, el consumo de tabaco ha incrementado entre las mujeres, sobre todo las mas jóvenes. El informe revela que las mujeres beben menos, consumen drogas en menor cantidad y conducen con más prudencia.

Los comportamientos generales de las mujeres son mas saludables que los de los varones, esto hace que su esperanza de vida sea de 84 años y se ponga enferma más tarde, lo que repercute en un uso menor de los recursos sanitarios que el hombre, aunque consume más fármacos, casi siempre dentro de un estricto control médico. Muestra, en lineas generales, mayor preocupación por la salud y es mas crítica con el sistema sanitario, según el informe.

Al conseguir una mayor longevidad, las enfermedades asociadas a la edad aumentan. Las enfermedades cardiovasculares, cáncer (que afectan a edad cada vez más temprana), osteoarticulación y las degenerativas como osteoporosis o alzehimer (que afecta al doble de mujeres que de hombres), han incrementado sus niveles de prevalecía en las mujeres, "lo verdaderamente nuevo en relación a este tema, es que es estas limitaciones llegan ahora mucho más tarde que en el siglo anterior y alcanzan a más mujeres, no por que estas sean más débiles o enfermas, sino por que la proporción de población mayor se ha incrementado" explicó Llanos.

Enfermedades como trastorno bipolar, depresión, fobias, ansiedad o estrés postraumático presentan el doble de incidencia en las mujeres que en los hombres, y pese a la idea generalizada de que se trata de un problema genético, Llanos explicó que se trata de las condiciones de vida actuales en las que se ve envuelta la mujer.

El coordinador del informe añadió que hoy en día los enemigos de la salud femenina son las enfermedades circulatorias, el cáncer y los accidentes de tráfico (primera causa de mortalidad entre las mujeres menores de 30 años). Lo son también la inactividad física, la obesidad, y los trastornos de la alimentación, el alcohol y el tabaco. La mujer de hoy es más culta y se encuentra mejor preparada, lo que hace que el "lastre que constituía esto para su salud, haya quedado en el olvido", indicó el doctor Llanos, quien finalizó su intervención citando un aforismo birmano 'el haber alcanzado mucha edad indica la virtud que se tuvo previamente".