30 de noviembre de 2012

El envejecimiento saludable pasa por tener una vida activa en sociedad

MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

Para que el envejecimiento se convierta en una experiencia positiva, es necesario que la persona mayor se cuide adecuadamente para tener una baja probabilidad de padecer enfermedades o invalidez; mantener una elevada capacidad funcional física y cognitiva; y seguir teniendo una vida activa en sociedad, señala el presidente de la Asociación Vasca de Geriatría y Gerontología Zahartzaroa, el doctor Iñaki Artaza, durante la conferencia 'Envejecimiento y salud. Señales de alarma', celebrada en el Auditorio de la Clínica Zorrotzaurre Bilbao.

El encuentro se ha realizado en el marco de la quinta edición del Programa de Formación IMQ Ayuda, organizado por este servicio en colaboración con el Grupo Sociosanitario Igurco, para abordar el envejecimiento saludable, definido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), como el proceso de optimización de las oportunidades de salud, participación y seguridad con el fin de mejorar la calidad de vida a medida que las personas envejecen.

Artaza ha señalado como actitudes, comportamientos y hábitos saludables de vida para las personas mayores "aquéllos cuya eficacia para evitar que aparezcan las enfermedades y la dependencia han sido comprobados de una forma científica".

Entre estos hábitos, ha incidido en "el desarrollo de una actividad física adecuada; mantener una dieta equilibrada, rica en fibra, vegetales y frutas, y baja en grasas, asegurando un aporte adecuado de calcio" y la "interrupción del tabaquismo y la moderación en el consumo de bebidas alcohólicas".

También se ha referido a "la prevención de las posibles lesiones más frecuentes entre los mayores, reduciendo el riesgo de caídas, de accidentes de todo tipo y de quemaduras. Asimismo, es importante evitar la automedicación, tomando sólo lo prescrito por el médico".

CHEQUEOS MÉDICOS

El experto ha aconsejado, como un hábito saludable para este colectivo, "el cuidado dental adecuado, con visitas regulares al odontólogo para que se detecten y traten eficazmente problemas bucales, pues de esta manera se previenen problemas de desnutrición. También es importante el cuidado adecuado de los pies, con visitas regulares al podólogo".

Asimismo, este experto ha recomendado que la persona mayor "preste especial atención al mantenimiento de una buena salud visual y auditiva" y que controle no solo la presión arterial, o la glucemia, sino también que controle habitualmente su peso, "pues una pérdida no intencionada de peso puede ser un marcador de desnutrición, o la velocidad de su marcha".

"Es importante conocer que un problema en la marcha o tener pérdidas de orina u olvidarse de cosas importantes diariamente no son algo consustancial a la edad, y que por tanto en todos estos casos debe consultarse con un médico", ha señalado.

Por último, el geriatra ha asegurado que "las personas mayores son el grupo de edad con una menor incidencia de la depresión". "Frente al mito de que los ancianos generalmente están solos y aislados, están enfermos, son frágiles, dependen de los otros y tienen graves deterioros cognitivos, la literatura científica demuestra que, por ejemplo, es el grupo de edad con una menor incidencia de depresión", ha argumentado.